Carlos Navarro, conocido más comúnmente como 'El Yoyas' tras su paso por 'Gran Hermano 2', se encuentra en la prisión Brians 2 de Barcelona tras ser capturado por los Mossos d'Esquadra hace unas semanas. Sobre él pesa una condena de cinco años y ocho meses por un delito de maltrato habitual y lesiones a Fayna Bethencourt y los dos hijos que tienen en común.

Desde su ingreso en el centro penitenciario, Navarro ha asegurado con chulería que se habría dejado capturar antes si hubiera sabido que la comida era tan buena, ha mandado una carta a las televisiones para contar su versión y hasta ha tenido tiempo de despedir a su abogado, Esteban Gómez.

Los motivos del despido los ha aclarado el propio letrado en una entrevista concedido al portal '20 Minutos': "Sí, me he quedado sin cliente. A mí en la visita del lunes ya me dijo que la familia estaba disgustada por mis intervenciones y porque yo no había atacado a Fayna. Mira, hay una sentencia firme y empezar como si estuviera en 'Salsa rosa' a insultar a Fayna... Pues mira, no. Yo soy un profesional".

Así fue su detención

Además de los motivos de su despido, el abogado también ha comentado cómo fue la detención del 'Yoyas': "Estaba dormido y escuchó un golpe. Pensó que alguien quería entrar a robar o a okupar la casa y gritó que la vivienda estaba habitada. Se dio cuenta que era la policía y dijo que era él, que abría la puerta, pero por el golpe se había desencajado. En ningún momento intentó evitar que entraran, solo trató de abrir desde dentro mientras ellos intentaban abrir desde fuera".

El letrado también niega que su ex cliente estuviera rodeado de botellas de alcohol: "No lo estaba. Cuando me contrató decía que su psicólogo era una botella de The Macallan, pero ahora tiene más claridad. Otra cosa es que ver cómo le sienta ahora tener un horizonte penal. Sinceramente, es escandaloso que estuviera tan cerca tanto tiempo". Finalmente, asegura que Carlos está "muy nervioso, diciendo que no va a aguantar, pero ese no es el Carlos que yo conocí, que estaba en una depresión de caballo".