Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tómatelo en serie

Crítica final de 'Fundación (T1)': la saga de ciencia ficción que debe reinar

La gran apuesta de ciencia ficción de Apple TV+ debió ser un fenómeno, pero se ha quedado en deslumbrante portento esperando a ser descubierto

Leah Harvey (Salvor Hardin) en ’Fundación’.

Fundación (T1) ★★★★

Creadores: David S. Goyer y Josh Friedman

Dirección: Rupert Sanders, Andrew Bernstein, Alex Graves y otros

Reparto: Jared Harris, Lee Pace, Lou Llobell, Leah Harvey

País: Estados Unidos

Duración: entre 45 y 68 min. (10 episodios)

Año: 2021

Género: Ciencia ficción

Estreno de episodio final: 19 de noviembre (Apple TV+)

¿Qué debe tener una serie para instalarse en el imaginario colectivo en 2021? ¿Qué requisitos ha de cumplir? Preguntas de difícil respuesta, tanto en 2021 como cualquier otro año: nadie sabe nada y los fenómenos, a menudo, realmente surgen espontáneamente y no de una perfecta orquestación de recursos creativos e instintos comerciales. 

Pero en el actual panorama del 'streaming', igual la cuestión no es el qué sino el dónde: cabe preguntarse cómo habría funcionado 'Fundación', ambiciosa adaptación de las novelas de Isaac Asimov, de haberse estrenado en una plataforma con mayor penetración que (la bastante exquisita) Apple TV+, servicio algo ignorado y castigado por la prensa solo por provenir de un gigante tecnológico. 

'Fundación' se estrenó, sin demasiada fanfarria, a finales de septiembre y este cronista quiso ver un nuevo hito de las series, algo que ningún fan de la ciencia ficción (o, simplemente, lo bien hecho) querría perderse: un folletín galáctico en algún lugar entre, así es, Asimov (pero con las Grandes Ideas abriendo más paso a la acción y el romance), algo de la talla de 'Battlestar Galactica' (versión 2004) y la llorada 'Juego de tronos', de la que bebía claramente en su gusto por el 'cliffhanger' de vértigo. Imposible resistirse a sus personajes, del psicohistoriador Hari Seldon (Jared Harris haciendo de sabio, para variar) a la magnética Salvor Hardin (Leah Harvey), guardiana del asentamiento del planeta Terminus, donde se debía empezar a desarrollar el proyecto de Seldon para salvar a la humanidad de milenios de oscuridad. Sin olvidarnos de un aporte del 'showrunner' David S. Goyer y su equipo: los tres clones de diferentes edades del primer emperador del Imperium. 

El viaje no ha estado exento de frustraciones: en su despliegue de tramas y sus constantes saltos entre tiempos y planetas, la serie ha podido perder el momentum en varias ocasiones, sobre todo en su parte central. Pero incluso cuando perdía tensión narrativa, 'Fundación' seguía deslumbrando como objeto visual: es la serie visualmente más imponente de 2021, con permiso de 'El ferrocarril subterráneo'; la que ha construido más imágenes memorables, algo que las series también pueden y deben hacer. 

Por otro lado, cualquier queja sobre el carácter expansivo de su trama quedó reducida a cenizas con los dos capítulos finales, en los que Goyer y sus guionistas demostraron saber lo que hacían. Llegada la triple guerra en Terminus a inesperadas tablas, se sucedieron revelaciones, anuncios de nuevos comienzos o confesiones que aglutinaban lo que antes parecía desperdigado. Lo que parecía infinito era solo el comienzo y se abría ante el espectador un nuevo horizonte. Goyer quiere llegar a las ocho temporadas. De momento, la segunda está asegurada. El trabajo del mundo es, ahora, ponerse al día con 'Fundación'

Compartir el artículo

stats