Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tómatelo en serie

'Hacks', a favor del humor hecho por mujeres

HBO Max estrena la serie que dio la sorpresa en los últimos Emmy, relato hilarante y emotivo del choque generacional entre dos mujeres dedicadas a la comedia

Ava (Hannah Einbinder) enfrentada a Deborah Vance (Jean Smart) en ’Hacks’.

La expresión 'hack' se utiliza en inglés para hablar, a menudo con tono peyorativo, de un buen número de ocupaciones. Por ejemplo, si alguien quisiera aplicarla a quien esto escribe, significaría 'gacetillero'. Si se aplicara a un novelista en lugar de a un periodista, el significado sería más 'escritorzuelo'.

No es un término que nadie en su sano juicio usaría para hablar de Lucia AnielloPaul W. Downs y Jen Statsky, el trío al frente de 'Hacks' (HBO Max, desde el miércoles, día 15), esa brillante comedia dramática sobre una veterana cómica de stand-up (Jean Smart, madre de Kate Winslet en 'Mare of Easttown') y la joven guionista de comedia (revelación Hannah Einbinder) que debe rescatarla de su creciente irrelevancia. En la pasada edición de los Emmy, su serie sorteó a 'Ted Lasso' con finura para acabar quitándole los premios a mejor dirección y mejor guion. Además, Smart fue justamente recompensada como mejor actriz.

La sorpresa, en cualquier caso, fue relativa. 'Hacks' venía precedida por el clamor crítico (de hecho, existe más consenso con ella que con 'Lasso') y sus autores no son escritorzuelos ni recién llegados. Aniello y Downs venían de contribuir a la clásica 'sitcom' 'Broad City', historia de dos chicas (Abbi Jacobson e Ilana Glazer, cocreadoras) sin gran misión en la vida aparte de irse de fiesta, acostarse, intentar acostarse y fracasar. Aniello debutó con ella como directora televisiva. Además, fue su guionista y productora, como Downs, que además hacía de jefe de Abbi en aquel gimnasio de spinning. Aniello y Downs coescribieron después 'Una noche fuera de control', película dirigida por la primera y emblema, igual que 'Broad City', de una comedia femenina sin remilgos ni eufemismos.

Luchar por el doble por lograr la mitad 

'Hacks' nació del interés de sus creadores por reivindicar a todas esas mujeres (cómicas, sobre todo, pero también actrices, o productoras, o directoras) que a lo largo de las décadas han luchado el doble por lograr la mitad de oportunidades que sus equivalentes masculinos. No es difícil encontrar en Deborah Vance, el personaje encarnado por Smart, algunos rastros de la gran Joan Rivers: ese estilo crudo y directo con fijación en la guerra de sexos, esa tendencia a la autoflagelación. 

Los creadores citan también como referencia a Lucille Ball (estos días encarnada por Nicole Kidman en 'Being the Ricardos'), aunque la protagonista de 'Te quiero, Lucy' tuvo una relación más cordial con su marido, Desi Arnaz, tras la separación. Deborah, en cambio, humillada por haber sido abandonada por su hermana pequeña, quemó la casa de su exmarido Frank. 

Conocemos a Deborah en un momento crepuscular. A pesar de todo lo sucedido, no se alegra al saber de la muerte de Frank. Y el día antes, el presidente del casino de Las Vegas donde trabaja (un escurridizo Christopher McDonald) le informaba que debía recortarle las noches de actuación. La idea del astuto Marty para mejorar recaudaciones es introducir otras clases de espectáculos: el grupo a capela Pentatonix para las familias que buscan cantar y darse unos bailes; 'dj's' EDM (o, en sus palabras, "un tipo con casco dándole al play en un iPod") para los chavales universitarios. 

Malentendidos generacionales

Según el mánager de Deborah, eternamente estresado Jimmy (Paul W. Downs), la solución es buscar a alguien que le escriba chistes frescos. Ella se resiste, empeñada en escribir su propio material. Pero Jimmy intenta salvar dos pájaros de un tiro y le envía a la joven guionista Ava, cancelada de la sociedad tras un polémico tuit sobre la hipocresía sexual de un senador. La química no surge al instante. Ava se hace pasar por fan de Deborah, pero después no sabe citarle ni un chiste predilecto. Deborah es arrogante hasta la grosería; y sin embargo, durante el tumulto de la discusión ha de admitirse a sí misma que Ava tiene su ingenio.

Convertidas en medio forzadas colaboradoras, una y otra acaban aprendiendo mucho sobre sus respectivas generaciones. Ava le explica a Deborah que las selfies de desnudos no son nada de lo que avergonzarse en 2021 y que su bisexualidad es algo de lo más natural. La joven aprendiz descubre, en parte gracias a sus labores como archivista, lo mucho que mujeres como Deborah han hecho en su vida y lo mucho que no le dejaron hacer. Sin los esfuerzos de Deborah, Ava nunca habría empezado una carrera ni logrado mánager. 

A través de su toma y daca constante, los creadores de 'Hacks' construyen no solo una gran colección de chistes (que sirven, además, para explicar a los personajes), sino debates interesantes sobre la situación de la comedia. Según Deborah, en el humor no hay fronteras, pero Ava ha experimentado justo lo contrario. En una especie de homenaje a Hannah Gadsby y su demoledor especial 'Nanette', la desafiante veinteañera describe la arquitectura tradicional del chiste como demasiado masculina: "Todo se centra en el final. Todo lo que importa es el clímax". 'Hacks' da que reír y que pensar. 

Otras tres comedias con liderazgo femenino en HBO Max

'Starstruck'. Si cogiéramos 'Notting Hill' e invirtiéramos los géneros de sus personajes centrales, el resultado sería muy parecido a 'Starstruck', aunque esta serie gana a esa película en franqueza y también encanto. Rose Matafeo (cómica neozelandesa a descubrir) es la torpe pero mágica Jessie, que se lía sin saberlo con el astro del cine internacional Tom Kapoor, encarnado por Nikesh Patel. Lo que debía ser eso, solo un lío, acaba convertido en romance esporádico y en apariencia inevitable. 

'Made for love'. Proyecto tras proyecto ('The leftovers', 'Maniac', la inminente 'Estación Once'), el guionista Patrick Somerville no ha dejado de explorar temas emocionales en un absorbente marco de ciencia ficción. Basada en una novela de Alissa Nutting, esta comedia oscura es la historia de la fuga (hacia ningún lugar en concreto) de una esposa controlada en cada movimiento y pensamiento por una tecnología desarrollada por su propio marido, el gurú tecnológico Byron Gogol (Billy Magnussen). 

'La vida sexual de las universitarias'. La actriz, cómica y creadora Mindy Kaling ('Yo nunca') ha desarrollado, mano a mano con Jason Noble, esta irresistible comedia sobre las vidas (sexuales, amistosas, lectivas) de un grupo de dispares compañeras de cuarto del ficcional Essex College de Vermont. Como en 'Hacks', aparece una guionista de comedia; o mejor, una aspirante a ese oficio: Bela (Amrit Kaur). Completan la mezcla una genio de las mates (Renée Rapp), una futbolista estelar (Alyah Chanelle Scott) y una ingenua joven de Arizona (Pauline Chalamet).

Compartir el artículo

stats