poco que no los propongamos seguro que encontramos motivos para la celebración, aunque poner una botella de un buen Cava en la cubitera es ya de por sí un buen argumento.

Cuando la viticultura y la enología trabajan codo a codo se alcanzan cotas importantes de calidad y en esto Bodegas Hispano+Suizas son un referente. El viticultor Rafael Navarro trabaja el viñedo en alta densidad con el tipo de poda adecuado para regular la producción de las varietales que hay en la finca, próxima a Requena. Y el enólogo Pablo Ossorio combina la tecnología con el trabajo artesano, muy manual, que emplea en la elaboración.

La añada 2017 del Cava Tantum Ergo Brut Nature marca un antes y un después en los cavas valencianos, nos asegura Ossorio, por el equilibrio y gran paladar que consigue mediante la criomaceración de los mostos sin decantar a muy baja temperatura, con el reto de que no arranque la fermentación. Pero, fiel a su estilo, se muestra convencido de que «todo lo bueno, tiene mucho riesgo». Este Cava está hecho con Chardonnay (60%) y Pinot Noir elaborado como 'blanc de noir', fermentados en barricas abiertas. Los vinos se ensamblan y reposan un tiempo con sus lías antes de realizar su segunda fermentación en botella, con una crianza de un mínimo de 22 meses hasta su degüelle manual.

De estilo afrancesado, el Tantum Ergo Brut Nature 2017 es de color amarillo con reflejos verdes. Aroma intenso a fruta blanca madura, cítrico, corteza de limón, con matices de bollería, frutos secos tostados, con un ligero fondo de vainilla. Destaca en el paladar, donde se muestra cremoso, potente, amplio y con gran frescura. Complejo en boca, con un elegante toque amargoso y largo final. Un Cava gastronómico que combinará bien tanto con pescados y mariscos como con platos más potentes, arroces y suquets.