Hablar de Celler del Roure es hablar de unos vinos que han traspasado la barrera de lo convencional para situarse entre los de mejor valoración entre profesionales y consumidores. A lo largo de poco más de dos décadas, la bodega ha configurado una colección de vinos que inciden en el respeto por tradiciones casi abandonadas y dibujan un paisaje organoléptico que parece calcado de los propios paisajes que iluminan el horizonte en Terres dels Alforins.

Tipicidad y origen

A través de Celler del Roure, Pablo Calatayud ha firmado algunos de los vinos que mejor definen una zona en la que el viñedo tiene su hábitat natural desde tiempos de los íberos. Un proyecto que ha ido evolucionando año tras año para volverse más puro, apostando por un trabajo silencioso en el viñedo (trabajando en la recuperación de variedades de uva típicas de la zona que habían perdido protagonismo por su escaso valor comercial) y recuperando técnicas de vinificación gracias a las viejas dependencias de la antigua bodega fonda, que esconde decenas de tinajas de barro soterradas, y antiguos espacios como los viejos ‘cups’ en los que comienza el proceso de elaboración.

La bodega se ubica en la Bastida de Les Alcusses, en plena comarca de La Costera. ED

Pero más allá de sus vinos, Celler del Roure se ha convertido en lugar de peregrinaje para aquellos que quieren sumergirse en la cultura del vino valenciano. El puente de la festividad del Pilar es uno de los momentos más interesantes para visitar las instalaciones de esta bodega valenciana. Es el momento en el que, con la vendimia prácticamente concluida, las diferentes parcelas de viñedo comienzan a mutar su característico color verde por tonos ocres y púrpuras propiciado por el cambio de coloración de las pámpanas de las cepas antes de caer al suelo.

Puente de octubre: Valle de Alforins y Celler del Roure

Una magnífica opción para desconectar de la rutina y aprovechar el tiempo libre en este puente de octubre es descubrir el valle de Alforins y visitar Celler del Roure. La bodega se ubica en el término municipal de Moixent, en la comarca de La Costera. Se sitúa en plena naturaleza, a escasos metros de la Bastida de Les Alcusses, donde se encuentra el “Guerrer de Moixent”, una figura de bronce que data del siglo V antes de Cristo encontrada en el mismo recinto del poblado íbero hace ahora noventa años.

La visita a la bodega se plantea con un recorrido por todos los rincones de los dos espacios con los que cuenta la bodega. Tras unos minutos de introducción, el circuito atraviesa la bodega fonda, una antigua cueva que fue recuperada por Paco y Pablo Calatayud y donde se encuentran decenas de viejas tinajas de barro soterradas que han sido el origen de una de las dos líneas de vinos de la bodega, la que se conoce como de vinos antiguos y que reúne etiquetas como el blanco Cullerot, el rosado Les Prunes o los tintos Parotet, Vermell y Safrà; todos ellos con el denominador común de haber sido elaborados y criados en tinajas de barro, un recipiente que se usaba en el mundo del vino desde la época de los íberos y que, tras entrar en desuso por su fragilidad, han sido recuperadas por Celler del Roure para liderar una forma de hacer vinos que ahora vuelven a recuperar también otras bodegas.

Pablo Calatayud ha recuperado las técnicas de vinificación tradicionales. ED

Tras descubrir la bodega fonda, los visitantes acceden a la bodega nueva, que pese a su nombre también cuenta con elementos de elaboración más antiguos que Calatayud a vuelto a recuperar para la elaboración de sus vinos. Una vez recorridos todos los puntos de interés de las instalaciones de elaboración y crianza se realiza una cata con tres de los vinos más representativos de la bodega acompañados con rosquilletas tradicionales de horno de pueblo. 

La visita a Celler del Roure se puede realizar todos los fines de semana y festivos mediante cita previa en cuatro turnos en horario matinal (10 horas, 11 horas, 12 horas y 13 horas). Para confirmar la reserva se puede llamar por teléfono a los números 962 295 020 o 635 524 504 o escribir un correo electrónico a info@cellerdelroure.es. El precio de la visita y cata de vinos es de quince euros e incluye una copa de vino de regalo.