La bodega alicantina Bocopa anuncia su colaboración con el extenista y actual entrenador Juan Carlos Ferrero, convirtiéndose en la nueva imagen del emblemático vino Marina Alta.

Juan Carlos Ferrero, icono del deporte español, es un símbolo de la pasión, el esfuerzo y el espíritu mediterráneo. Su trayectoria deportiva y su conexión con la tierra lo convierten en el embajador perfecto para Marina Alta, reforzando el mensaje de Bocopa que apela a las raíces, la tierra, el gusto por la vida y la experiencia de vivir en el Mediterráneo.

“Estamos encantados de tener a Juan Carlos Ferrero como imagen de nuestro vino”, afirma Gaspar P. Tomás, enólogo y director de Bodegas Bocopa. “Es una persona auténtica e inspiradora con un espíritu ganador, valores que reflejan la esencia de Marina Alta”.

Ferrero por su parte destaca la familiaridad que comparte Bodegas Bocopa con su academia de tenis afirmando que la marca le conquistó desde el primer momento. “Al conocerlos, me sentí como en casa. Esa conexión me animó a convertirme en su imagen”

El director de Bocopa expresaba “Estamos seguros de que esta colaboración nos ayudará a transmitir nuestra pasión por crear momentos inolvidables. Porque, en lo importante estamos de acuerdo”, haciendo referencia a su claim de campaña.

Acerca de Bocopa y Marina Alta

Bocopa es una bodega líder en la Comunidad Valenciana fundada en 1.987 fruto de la asociación de cooperativas históricas dedicada a la producción de vino más importantes de España.

Ubicada en la comarca del medio Vinalopó Bocopa lleva años elaborando vinos frescos, naturales y llenos de vida que han conquistado los paladares por su suavidad logrando reconocimiento nacional e internacional de todos sus vinos.

El Vino Marina Alta nace de una especial variedad de uva, la Moscatel de Alejandría, cuya selección, grado de maduración y fermentación cuidadosamente controlada, permiten que su frescura, aroma y sabor se conserven como en un suculento manjar y que al deleitar este vino blanco de Alicante deje en el paladar una huella de inolvidable recuerdo.

Marina Alta es un vino para disfrutar en cualquier ocasión, en una comida con amigos o simplemente para relajarse con una copa al final del día.