07 de octubre de 2010
07.10.2010

El sucesor de Zapatero

07.10.2010 | 07:30

Rafael Torres

La derecha está exultante por lo que considera el principio del fin del «zapaterismo»: la victoria de Tomás Gómez, el rebelde, en las primarias de Madrid. La derecha española sigue siendo incapaz, por lo visto, de dominar sus prisas, su ansiedad, o, lo que es lo mismo, de esperar tranquilamente el dictamen de las urnas verdaderas, que no son, se ponga como se ponga, las de Ferraz.
Si Tomás Gómez termina levantándole a Esperanza Aguirre el gobierno de la Comunidad, cosa probable, las primarias del domingo no sólo no habrán sido el principio del fin del «zapaterismo», sino su perpetuación, bien que en el caso de que José Luis Rodríguez Zapatero continuará siendo, tras las autonómicas de mayo, el secretario general de su partido.
En todo caso, lo que la derecha no soporta no es el «zapaterismo», sino cualquier cosa del PSOE, llámese así, «felipismo» o «tomasgomecismo». La derecha española ha apostado por Gómez, pero podría salirle, al cabo, el tiro por la culata, pues si el flamante candidato prosiguiera su ascensión vertiginosa, lo mismo que podría dejar KO a Aguirre podría, con las mismas, noquear al muy noqueable Rajoy.
La gente está quemada con Zapatero, pero no con Tomás Gómez, a cuyo encumbramiento mediático tanto ha contribuido la propia derecha con su formidable máquina de mixtificar la realidad. Si hasta el domingo no había en el PSOE nada más allá de Zapatero, de suerte que derribándole electoralmente se desalojaba a los socialistas del Gobierno central, hoy está en ese más allá un tal Gómez que cae simpático y que trae, encima, la aureola de haber podido con Zapatero. De haber sido el único que ha podido con él.
Cainismos aparte, hoy las huestes del PSOE pueden estar contentas, pues han recibido, de donde menos esperaban, una inyección de esperanza. Los cerebros de Ferraz jamás podían haber ideado una operación de sucesión y recambio tan interesante para cuando la gente, tan quemada con él, diga adiós a Rodríguez Zapatero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine