20 de octubre de 2010
20.10.2010

Más listas de espera en La Fe

20.10.2010 | 07:30

Editorial

Una mudanza como la del hospital La Fe de Valencia nunca es fácil. Implica a miles de personas —personal sanitario, administrativo, pacientes...— e instalaciones muy delicadas. La logística para el traslado es de tal magnitud que se prevé que el proceso completo puede tardar hasta cuatro meses. Sin embargo, algunos de los detalles que se van conociendo plantean dudas sobre la organización de este proceso. Así, se ha decidido cerrar durante dos meses las agendas de los especialistas: eso implica que durante ese período de tiempo no se atenderán nuevos enfermos en las denominadas consultas externas y se suspenderá el seguimiento de los pacientes actualmente en tratamiento, aunque para los casos urgentes se ha habilitado un protocolo especial. Más razonable, sin embargo, parece la decisión de derivar determinadas intervenciones quirúrgicas ya programadas a otros centros como el Hospital General o el de Manises.
Ese cierre de agendas durante dos meses provocará inevitablemente una ampliación de las listas de espera, que en algunas especialidades ya resultan especialmente largas para los afectados. Por eso, Sanidad debería explicar cómo piensa compensar ese período de tiempo, de forma que los usuarios del centro sanitario de referencia de la Comunitat Valenciana no se vean afectados más allá de lo imprescindible ante la apertura de unas instalaciones que, sin duda también, constituyen uno de los hitos de la sanidad pública valenciana. La nueva Fe se presenta como buque insignia y como tal debe estrenarse.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine