27 de diciembre de 2011
27.12.2011

Planificar las obras educativas

Editorial

27.12.2011 | 06:30

L
¡os colegios rurales se quedan sin niños al marcharse las familias inmigrantes que no tienen trabajo mientras que las escuelas de la costa continúan en aumento por el incremento de la natalidad. La consecuencia inmediata es la habilitación urgente de aulas para unos (en la biblioteca de la escuela) y la eliminación de unidades en las áreas del interior, lo que repercute en una mayor despoblación. Continúa faltando planificación. La previsión de ajuste o arreglo escolar, que se acaba de conocer para el próximo curso, es la de crear 203 aulas, habilitar 221, muchas de ellas en prefabricados, porque es la forma más rápida de solucionar el problema, y suprimir otras 140.

Apenas tiene quince años el «Mapa escolar» que elaboró la Generalitat al que le siguió el «Crea Escola» y el «Milloraescola», para mayor gloria de la deuda de la empresa pública Ciegsa. Unos 500 centros se han construido pero ninguna de estas intervenciones ha impedido que 17.000 alumnos continúen en aulas en 800 barracones.

El conseller de Educación, José Ciscar, avanzó ayer que la nueva planificación educativa estará finalizada el 30 de junio y que el estudio pormenorizado de las 15 poblaciones principales está casi cerrado. Con todo, y dado el azote de la crisis, quizás no sea éste el mejor de los escenarios para mantener el nivel de las obras en infraestructuras si bien se han de dar pasos para apartar a los niños de las aulas prefabricadas, que dotan a la enseñanza de un carácter de provisionalidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook