23 de abril de 2012
23.04.2012

Si Repsol fuera renacionalizada española

23.04.2012 | 03:23

Virginia Mataix

Sobre ruedas con Repsol». Ese era el eslogan de un programa que presentaba en la radio Ángel de Echenique en 1975 y en el que trabajé como azafata repartiendo papeletas para el concurso del final. Entonces era una empresa pública del Estado español como el INI, Telefónica o Gas Natural. En realidad, había muchas empresas públicas de interés público hasta que un ministro de Economía del PSOE decidió, como cosa estupendísima, que el INI bien podría cotizar en bolsa. Y hete aquí que se emprendió desde 1985 el itinerario de la privatización de todo lo que pertenecía a todos. Así que, de a poquitos, todos los dividendos que iban a parar al bien común de los españoles fueron traspasados al capital privado. ¡Qué cosas! No entenderé nunca cómo en 1982 Miguel Boyer nacionalizó Rumasa como gran acción del primer gobierno de los socialistas y tres años más tarde cambian el rumbo, aunque quedándose siempre la mayoría de acciones para el estado y conservar el poder de decisión. Así pues, Repsol se medio privatizó con Felipe González y Aznar la fulminó. Ahora, lo mejor que tenemos de Repsol, quiero decir, los que conducimos, es el precio del litro de gasolina de 95  a 1,53 euros. Y como seguirá subiendo, pues una se hará los recorridos pertinentes a pie, que es buenísimo para perder colesterol, azúcar , disgustos y ahorrarse, además, el billete del autobús.
En medio de toda la zapatiesta de recortes a la educación y a la sanidad en estos días, aparece Cristina Fernández de Kirchner anunciando que expropia YPF, la filial de Repsol, pero de Argentina. YPF se constituyó como empresa nacional de petróleo en 1922 tras 15 años del descubrimiento de este mineral en Argentina. Fue la primera gran petrolera del mundo y muy rentable, siendo su superávit lo que financiaba las políticas sociales argentinas. Pero esto se acabó cuando llegó la dictadura militar con Videla en 1976, que favoreció a capitales privados e internacionales y se endeudó. En 1992, la gran petrolera YPF seguía siendo altamente rentable y el entonces presidente Ménem transfirió la deuda al Estado y la privatizó. Repsol adquirió el 97%, más o menos, de las acciones de YPF.
Para hacerles el cuento corto: YPF fue comprado de nuevo durante el gobierno de los Kirchner y de su venta sacaron ventaja éstos y accionistas internacionales. Ahora, CF de Kirchner expropia a Repsol y está en su derecho. Su acción es legítima, aunque no conozcamos quiénes serán finalmente los favorecidos, si los accionistas privados o el pueblo argentino. Lo que me gustaría es que fuera nuestro gobierno el que renacionalizara Repsol y las eléctricas, el agua... en vez de permitir al FMI especular con multinacionales y sumir a la sociedad española en el subdesarrollo. Argentina lo sufrió hasta 2001.Hoy, su economía crece al 7%. España decrece al -0,1. Aunque nos pese.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook