07 de agosto de 2012
07.08.2012

Ordenación territorial y riesgos climáticos

07.08.2012 | 03:39

Jorge Olcina

El IPCC (Panel de las Naciones Unidas para el Cambio Climático) prepara a buen ritmo el 5.º Informe de Cambio Climático, que tendrá que estar finalizado en 2013 y aprobado por todos los gobiernos del mundo un año después. Hay muchas expectativas puestas en este nuevo informe sobre el estado de la cuestión del calentamiento climático planetario. Por ejemplo, puede confirmarse en él la alteración que, desde hace unos años, se observan en el Balance Energético Planetario, y, si esto ocurre, ya se podrá afirmar con rotundidad que estamos ante un nuevo contexto climático mundial. Mientras tanto, se realizan estudios parciales sobre aspectos estrechamente relacionados con las modificaciones atmosféricas y que van a ir configurando la propuesta final del IPCC. Hace unos meses se publicó el trabajo «Gestión de los riesgos causados por episodios extremos y desastres, para avanzar en la adaptación al cambio climático». Dos ­ideas destacan en este voluminoso estudio. La primera es que con una probabilidad muy elevada se producirá un incremento en la frecuencia de aparición de episodios atmosféricos de rango extraordinario durante las próximas décadas. Es un efecto lógico de una atmósfera más cálida que precisará mecanismos de reajuste térmico más enérgicos. Y la segunda, la planificación urbana y la ordenación del territorio son «factores clave en la reducción de los riesgos y la adaptación al cambio climático» (sic). Si se trabaja en este aspecto desde ya, el proceso de adaptación a un nuevo escenario climático más extremo no resultará costoso ni traumático. Pero para esto hace falta voluntad política, sobre todo en la escala local. Y con esto de la crisis nos estamos dando cuenta, todavía más, de la falta de visión de largo plazo de nuestros políticos más próximos, del poco cuidado que muestran sobre el territorio, que sólo les sirve como objeto del «todo vale» y de su único objetivo programático: no perder los privilegios€ Y, mientras, los ciudadanos de a pie caminamos inexorablemente al empobrecimiento en territorios sin programa y con el cambio climático como telón de fondo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine