CÓMO LO VEN

Austeros con orgullo. El estonio Eesti Ekspress apuntaba que la población de dicho país báltico, uno de los últimos en unirse a la eurozona, hace bandera de la palabra más odiada en el sur de Europa: austeridad. Los estonios asumen con orgullo el rigor con el que administran las finanzas del país y su nivel de vida personal (por ejemplo, una orquesta se fue al extranjero para dar un concierto y los músicos se llevaron bolsas de bocadillos; la paga se gastó en libros).

La «City» contra la UE. Cada vez se entiende más el porqué del portazo del Reino Unido ante la progresiva integración de la Unión Europea. Así lo indicaba The Financial Times al señalar que la City de Londres (importante fuente de riqueza británica y sede de potentes bancos de inversión) prepara su próxima batalla contra Bruselas, tras las pretensiones de la Comisión de crear una unión bancaria en la que el Banco Central Europeo, con sede en Fráncfort, tendría la última palabra en cuestiones de supervisión financiera en la eurozona.

CÓMO NOS VEN

Riesgo de ruptura... El citado Financial Times advertía sobre el riesgo de ruptura al que se enfrenta España, ante el aumento de las corrientes separatistas en Cataluña y Euskadi, en medio de la peor crisis económica del país en los últimos 50 años. Todo el mundo (en Québec, Escocia o el País Vasco) estaba pendiente del éxito de la convocatoria independentista catalana del 11 de septiembre. Al confirmarse, se cree que si los catalanes no obtienen un trato semejante al del concierto vasco, la amenaza de separación aumentará.

... aunque quizás es más de lo mismo. En cambio, un editorial de The New York Times concluía (a raíz de la reciente victoria de los soberanistas en Québec) que la estrategia de los nuevos gobernantes de la provincia francófona canadiense puede parecerse a la que vienen practicando nacionalistas escoceses o catalanes durante años: es decir, amenazar con el fantasma de la independencia para arrancar el máximo poder político y económico del gobierno federal respectivo.