26 de agosto de 2013
26.08.2013

El éxodo empresarial

26.08.2013 | 05:30

Cerca de 2.400 empresas de la Comunitat Valenciana se han llevado su sede a otras autonomías desde el inicio de la crisis económica, según desvelaba Levante-EMV, y cerca de ochocientas de ellas se habían trasladado a la Comunidad de Madrid en los dos últimos años. Aunque el conseller de Hacienda, Juan Carlos Moragues, trató de quitar importancia a este hecho, no deja de ser un síntoma de que algo está fallando. Por ello no hay que perder de vista las posibles razones que han originado este trasvase y el tipo de empresas que han optado por cambiar de aires. La mayoría de las firmas, según los registradores, son de tamaño pequeño y mediano, del sector servicios, que buscan en otras autonomías una reducción de las trabas burocráticas para la puesta en marcha de sus negocios, la gran asignatura pendiente respecto a otros países europeos. La telaraña de licencias municipales, autonómicas y estatales continúa constituyendo un importante tapón para el impulso empresarial, como ya ha advertido la UE en diferentes ocasiones, y la solución, en este caso, parece sencilla: simplificar los trámites. Las herramientas legales ya existen, las ha puesto el propio Gobierno de Rajoy tras los tirones de orejas de Bruselas: la licencia exprés. Sin embargo, como reconocen empresarios y emprendedores, no se están aplicando. Otros motivos del éxodo hay que buscarlos en la presión fiscal y en la capacidad de proyección exterior. No vale cruzarse de brazos y buscar excusas, hay que plantearse soluciones; la economía valenciana no está en condiciones de continuar perdiendo músculo empresarial después del que se ha quedado por el camino durante la crisis.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook