Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un país de comedia

En las televisiones españolas, das una patada y te salen cuatro cómicos. No uno ni dos, suelen aparecer en manada. Ocurre en El pueblo más divertido, Me resbala o Ciento y la madre y en cualquier gala que se precie. Si no fuera así, serían imposibles esos anuncios de Campofrío que apelan a las esencias de la españolidad en clave de humor. Era preciso que en este ambiente tan propicio volviera El club de la comedia por la puerta grande. La nueva temporada en La Sexta ha introducido novedades: algunos sketches grabados fuera del escenario y vídeos históricos del programa. Es una mejora pero la esencia sigue siendo la que era y Eva Hache sigue siendo la maestra de ceremonias. Y, en mi opinión, lo borda.

En el primer capítulo hubo buen nivel de monologuistas, pero por encima de todos volvió a brillar, cómo no, Dani Rovira. No podía faltar él, que por algo salió de este mismo escenario. El caso es digno de una tesis doctoral: entre el actor de Ocho apellidos vascos y Pablo Iglesias deben tener una cuota de pantalla récord Guiness. Y luego dicen que los jugadores de nuestra selección de fútbol llegaron muy cansados al Mundial. ¡Pues vaya excusa! La televisión está llena de stajanovistas. ¿Se merecerá alguien más que Jorge Javier Vázquez unas vacaciones? Y ahí está, sumando minutos en Telecinco y enfundándose los pantalones cortos para darlo todo en cada partido.

MAL ROLLO, CHEF. No todo puede ser buen rollito en esta tierra más dada a la comedia que al drama. Y para eso MasterChef sigue en su deriva de mala onda y sumando espectadores semana a semana.

Tanto es así, que por primera vez un concursante ha abandonado voluntariamente. Siguiendo la racha de abdicaciones, Gonzalo prefirió irse en cuanto el alegre jurado encabezado por Pepe Rodríguez se lo planteó.

Si no se va, las miradas con Jordi Cruz hubieran acabado por matar a alguien. Visto lo visto, quien gane este año tendrá que decidir entre cocinar en un restaurante o ingresar en alguna academia militar. ¿Cambiará el ambiente sin el liante de guardia?

GANA TVE, PERO MENOS. La 1 de TVE fue la favorita para seguir la proclamación del rey. Sobre todo, durante la ceremonia en directo. Dominando, pero menos que en otros tiempos, con una cuota superior al 30 %; algo más que Telecinco y Antena 3 juntas. La Sexta, menos monárquica en sus análisis políticos, quedó muy por detrás. Pero la programación especial dedicada en La 1 al nuevo rey por la tarde y la noche apenas interesó a los espectadores. Arrecian las críticas de la redacción al director de informativos Julio Somoano, que tuvo tiempo para hacer cola en el besamanos real.

Compartir el artículo

stats