Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ahdsa

Puertas al campo

Después de años de trámites, negociaciones y del consiguiente tiempo para cerrar todos los detalles, la apertura de Ikea en la Comunitat Valenciana sigue provocando tensiones que deberían haber quedado resueltas previamente. Los pequeños comerciantes de muebles, que durante años han sido la punta de lanza en la oposición a la llegada del gigante sueco, han sido incapaces durante la última década de articular ninguna alternativa que les colocara en situación de ventaja o al menos competitiva para cuando llegara el «fatídico» pero inevitable momento; y cuando éste ha llegado ha sido en el peor momento: en plena crisis. Pero es que el Ayuntamiento de Alfafar, que ha luchado lo indecible, maniobrando incluso para frustrar opciones en otros municipios, por la inversión, cuando ha tocado abrir las puertas se ha echado atrás en uno de los requisitos fundamentales, como la apertura en festivos. ¿Por qué esta insistencia general en intentar poner puertas al campo en vez de aprovechar el tiempo disponible para prepararse y adecuarse a los nuevos tiempos?

Compartir el artículo

stats