Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Abrasador

Este año, el ciclo de Hogueras llegó a Alicante dando miedo. Camino de la plantà pasaron a mejor vida El Campechano y el combinado patrio en cuyos dominios no se ponía el sol. Si antes de enseñorearse los monumentos, el anuncio del fuego se había llevado por delante lo que se había llevado estaba por saber qué resistiría en pie. Y, ojo, que más de uno ha sobrevivido de milagro.

Ximo Puig, sin ir más lejos, sale tambaleándose del ciclo festero en el que de nuevo anda inmerso su partido tras ser uno de los que se apresuró a decantarse por la lideresa andaluza antes de que ésta se quitara de enmedio. El hombre ahora ya no sabe por dónde tirar y aboga por mantener en el atrio a Susana Díaz aunque afirma que nada de esto estaría ocurriendo de haberse impuesto en su día Carmen Chacón, que ya es remontarse. En fin que, mientras el comandante de la nave le da vueltas y más vueltas a qué rumbo aplicar, uno de Juventudes llamado Ángel Franco se ha paseado a plena luz del día pidiendo avales por los racós para el candidato Pedro Sánchez con tal de ganarle la mano a la facción de enfrente en la agrupación que por supuesto apoya al otro. La gran ventaja de Angelito es que como lo suyo se lo curra mucho más que el resto, de darse el caso, un segundo antes sabrá que ha ganado Madina y le pondrá un guasá diciéndole cuánto se alegra.

San Juan arrancó con cara gris viendo cómo caía agua desde lo más alto. Buenos son los regidores locales, que utilizan mil recursos para evitar su cremà. De ahí que, a lo que vino Fabra, fue a torear. Hasta la empresa dejó esa tarde la plaza libre de festejos, no porque jugara la selección sino porque, con tanta faena suelta, el molt ha de emplearse a destajo. Lo último ha sido afearle el comportamiento a Cotino. Llegará el día en que se dé cuenta que solo queda él por afear.

Compartir el artículo

stats