Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ahdsa

Riesgos añadidos

Los recortes presupuestarios no solo impactan negativamente en la prestación de servicios públicos como sanidad, educación o seguridad. El Ivie y el BBVA alertaron ayer de que la inversión ya no es suficiente para mantener los activos públicos y que debería crecer más de un 60 % este año para mantener la capacidad productiva. Y si se prolongan esos bajos niveles actuales por un largo período de tiempo, tendrá consecuencias en el crecimiento futuro porque no contribuirá a estimular la economía como lo hizo en el pasado. El mensaje es claro para quien quiera entenderlo: los recortes no tienen por qué ser necesariamente buenos para el saneamiento del sector público y en este caso la inversión es necesaria para tirar del conjunto de la economía. Lo dicen sabios poco sospechosos de peligrosas tesis expansionistas, pero conscientes del riesgo de una situación en la que tampoco la inversión privada crece lo suficiente para reactivar la capacidad productiva infrautilizada desde el inicio de la crisis.

Compartir el artículo

stats