Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Adan y Eva"

Maquillaje, peluquería, ropa sexy y... ¡Acción! Chicos cañones de gimnasio buscan chicas chonis con mucha silicona en sus labios. Seguro que les suena el argumento. Si además añadimos que en plató les espera un trono y, tras él, alguna que otra portada de Interviú pues seguro que ya saben de qué programa les estoy hablando... Pero, ¿y si les cuento que ahora el «amor verdadero» no solo se encontrará en Mujeres, Hombres y viceversa? Prepárense, porque dentro de poco los más atrevidos de cada casa viajarán hasta una isla perdida en medio de la nada con el único fin de encontrar la linda parejita con la que pasar el resto de sus vidas (o las próximas semanas, tampoco hay que pasarse). Hasta aquí todo parece normal, o eso pensaría usted si no le cuento que la novedad de la última joya de los reality radica en que los concursantes encontrarán el amor... Desnudos. Sí, como lo lee. Dios nos pille confesados. Para qué maquillarse y ponerse mona si te puedes plantar delante del maromo de turno como tu mamá te trajo al mundo.

Así, con aspecto de recién levantada, sin nada que tape las ojeras... Y lo que no son ojeras. Sin sorpresas oiga, que en este nuevo programa no hay rellenos que valgan.

Pero no espere usted ver escenas de supervivencia ni nada similar. El reality español se basa en el programa holandés Adam looking for Eve y el único fin será, como le digo, el del ligoteo. El casting empieza a la de ya y Valencia tiene potencial para enviar unos cuantos tetes y tetas. Y de la isla, por supuesto, al estrellato. Ya sabe, carne fresca para platós y papel couché.

Habrá que esperar hasta el otoño para saber quiénes serán los protagonistas de esta nueva aventura de Cuatro.

Compartir el artículo

stats