Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Noves glòries

Estaremos huérfanos de televisión autonómica, pero el talento valenciano no deja de ofrendar nuevas glorias a las teles de España detrás y delante de las cámaras. En el caso de los profesionales, a veces es un éxito y otras, pura necesidad de emigrar. En el caso de los concursantes casi es un vicio. La cantera valenciana de personajes es prácticamente inagotable.

Puede que no tenga sentido, pero un concursante de la terreta inmediatamente activa la empatía. Lástima que tantas veces la buena predisposición inicial se apague en cuanto habla. Entonces cabe preguntarse: ¿Es preciso que sea de aquí? Suele ocurrir en Mujeres y Hombres y Viceversa, por ejemplo. En este programa Rafa Mora sentó cátedra en su trono, imponiendo que la montaña de chulería sea más alta que la de músculos. Con mimbres parecidos llegó Gandía Shore y la representación valenciana apabulló en número y calidad, que para algo jugamos en casa. Aquella chica que gritaba ser de Benidorm, Ylenia, acaba de ser portada de Interviú. La revista lo anuncia con un ¡por fin! y aclara que en estos dos años le ha dado tiempo a operarse el pecho. Otro valenciano del reality, Esteban, ha vendido sin demasiado éxito un romance con la hija de Isabel Pantoja. El resto de la alineación valenciana eran Labrador, Core, Gata y Clavelito. Hay que decir en su favor que jugando a salir de marcha ganaron por mayoría absoluta.

Otro valenciano me ha reconciliado un poco con Adán y Eva. Alejandro, un bombero musculado y tatuado de 37 años, eligió a su pareja con buen criterio, más por sus cualidades morales que físicas. Todo un avance en el programa, que esta semana daba otra de arena gracias a un adonis de Castellón que se cubría de gloria cada vez que hablaba. Iván consiguió el desprecio de las dos concursantes y se fue a casa solo, con el rabo entre las piernas. En el próximo capítulo lo de la soledad no pasará. En el avance ya se ha visto que el protagonista masculino es negro y no acude al programa a desmentir tópicos raciales. El entusiasmo que provoca en sus compañeras de concurso es enorme. Una de ellas se lo dice en clave refranera: «Una mujer no es completa hasta que un negro no se la meta». Se prevé un éxito de audiencia y redes sociales abultado.

¡GUAU! Parece mentira pero es verdad. Existe un canal de televisión para perros. Dog TV es norteamericano y se está expandiendo a otros países. Se basa en imágenes de perros descansando en la naturaleza, con música tranquila. Pretende relajar al mejor amigo del hombre en sus horas de soledad casera. Y se ve que funciona. Demasiadas veces solo le pedimos a la tele que nos haga compañía.

Compartir el artículo

stats