Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mojama de Mas

Me resisto a la independencia de Cataluña por los mismos motivos que a otros les sirven para reclamarla: por razones sentimentales. Cataluña está en la lista de mis amores en un lugar muy alto. Pero no me confundan ni con Rajoy ni con Mas, a quien deben de irle realmente bien las cosas a juzgar por la leve ingravidez de sus pasos, la amplitud de su sonrisa y la cálida aura que ahora desprende su figura. Todos le dan palmaditas en la espalda.

Poco importa cómo lo ha logrado, el caso es que ha conseguido amojamar la situación política catalana mediante el hábil uso de tres factores que difícilmente van a coincidir en mucho tiempo: la crisis social, un gobierno inmovilista hasta en la retórica y acosado (su piel piojosa ya se vende en el Rastro), más la idiotez congénita de la izquierda española y catalana a la que, con razón, le parecen escandalosas las expansiones patrióticas españolas pero que las acepta, incluso en dosis tóxicas, cuando proceden del alma de Cataluña. ¿Por qué? Pues porque, supuestamente, sirven para castigar a la derecha cuyo pie hemos golpeado heroicamente con nuestro escroto. El valor, por delante, eso sí. Es de agradecer, de todos modos, que el presidente Rajoy no haya invocado ni los carros de El Goloso ni las esencias de la patria.

Sí, Mas ha logrado que el tejido vivo, color sangre, del atún de la política catalana se amojame y para amojamar hay que disecar y fijar, es decir mantener solamente dos rasgos de la vida: el valor nutricional y la persistencia. Eso ya lo tiene, pese al fiscal o gracias a él: todos hablamos de su mojama. Ya desaparecieron la corrupción y los despidos y desahucios, los barracones escolares y la sanidad saqueada. Hasta le abraza el de la CUP (¿Pero no era el enemigo de clase o algo así?). El nacionalismo tiene poco que ver con el córtex frontal y mucho con el abismo límbico, donde las emociones trenzan cuerpos y almas en una tarara popular, orgía general o, más bien, comunión de los santos, que es cosa que administran los curas. Veo que necesitamos una victoria, pero aún no sabemos sobre quién o qué.

Compartir el artículo

stats