Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nosotros, los modernos

Moderno, muy moderno, casi hipster. Así es Alaska y Segura, el programa nacido en La 2 que cambiaría de presentadores cada temporada. Primero fue Torres y Reyes, después Alaska y Coronas y ahora Alaska (insustituíble) repite pero en late night de La 1 y con Santiago Segura. El cambio de cadena rejuvenece a la primera de TVE pero no parece que vaya a salvar la audiencia: medio millón de espectadores y el 6 % de share. El mismo día, en La 2, Jordi Hurtado triplicaba público en la sobremesa pero él no tiene quien le escriba... en Twitter.

Audiencias aparte, el programa inaugural fue una fiesta con Carlos del Amor en la alfombra roja y mucho famoseo. Sigue habiendo guiños cinéfilos, entrevistados interesantes y ganas de sorprender en el fondo y la forma. Carmen Maura fue la primera invitada y se homenajeó a los 80, con imágenes de la almodovariana Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón de la Movida. Repitieron la meada de Alaska y sonó su música, de la mano de los disc jockeys del programa: los modernísimos Pepino & Crawford. Esperemos que los toques de humor vayan encajando mejor en un guion abierto en que también caben pelea de gallos raperos, danza contemporánea, tuitero de guardia y una master class del diseñador David Delfín tras su pase de sus modelos.

Muchos lujos, incluida música en directo. Todo queda en casa y entre tantos divos fashion encantados de conocerse, diría yo que Santiago Segura fue el más terrenal. Que para algo es el creador de Torrente y, aunque todos somos modernos, siempre hay clases. Tampoco es cuestión de criticar y parecer un antiguo.

EL CHESTER DE PEPA. Sorprende que Cuatro haya encontrado tan pronto sustituto a Risto. Es Pepa Bueno quien estará Viajando con Chester la próxima temporada. Sin duda es una buena entrevistadora pero el programa será con ella otra cosa. El publicista consiguió que las charlas fueran interesantes, atípicas y con titulares. Veremos si su personalidad era el éxito del formato. Risto sigue por la senda de la elegancia y ha felicitado a Mediaset por sus ganancias del pasado año. El grupo de Telecinco duplicó el beneficio de explotación respecto a 2013, superando los 144 millones de euros. O sea, que cuando quieren, hay dinero para pagar cachés.

INCULTURA ORGULLOSA. Los ni-nis abundan en televisión y sus exhibiciones de ignorancia tienen mucho éxito en las redes sociales. En Quién quiere casarse con mi hijo, por ejemplo, las explotan a fondo. Aunque en el fondo no tiene gracia que un niñato de 28 años no sepa si Francia tiene mar y lo diga orgulloso. ¿De dónde sacarán que se puede vivir de salir por la tele sin haber leído un libro?

Compartir el artículo

stats