Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estrellas y estrellados

No quiero imaginar cómo puede terminar el paseo de las estrellas de cine que acaba de inaugurar Alicante. La idea tiene su gracia. Se trata de esculturas metálicas con forma de sillas diseñadas por artistas que serán ubicadas en el borde del paseo marítimo de la ciudad y llamado La Luz de las Estrellas. Llevarán los nombres de los actores que han sido galardonados por su festival de cine.

Digo lo de imaginar porque aquí se intentó una cosa parecida vinculada a la extinta Mostra de Valencia que poco duró, aunque eso sí, sirvió para que los de siempre se retratasen con los invitados traídos a golpe de talonario. Con la muerte de la Mostra por el actual equipo municipal se murieron las estrellas. Hablo de la colocación de esas baldosas imaginarias de cuerpos celestes al estilo del Paseo de la Fama que comenzaron a instalarse en el Paseo de la Malvarrosa. Es de esperar que el Ayuntamiento de Alicante no haga lo mismo y concluya el proyecto que además de sugerente es útil para descansar o mirar al mar.

Lo contradictorio de Alicante es que mientras se mantiene su festival de cine la Ciudad de la Luz, el faro del motor de su economía que iba a ser, continúa sin dar noticias de su destino. Ya nadie habla de Coppola y aquella empresa que venía a comprar a precio de saldo, al mismo precio de saldo que se vendió el parque Terra Mítica „se colocó finalmente por 65 millones, más de 300 menos de lo que nos costó a todos los valencianos„ ni a la Administración le apetece que le pregunten por el asunto. Esperemos que si algún día la Generalitat coloca los estudios de cine no acaben algunos de sus responsables sentados en el banquillo de los acusados por presuntos cobros de facturas falsas, como así han terminado los del parque de Benidorm. Eso sí, replicando que todo está prescrito.

Aún así, visto lo visto, muchos no lo descartarían. Son 370 millones y los informes de la Sindicatura o Intervención de la Generalitat que se han venido publicando durante los últimos años están repletos de detalles e incluso en alguno de ellos la propia Administración se preguntaba dónde estaban los responsables políticos cuando se aprobaban las cuentas y se ampliaban los agujeros contables. No era muy difícil saberlo.

Compartir el artículo

stats