Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El último de Pelayo

Víctor Serrano Ródenas se despedirá de los aficionados el próximo sábado, en Pelayo, el trinquete en el que cimentó su larga carrera profesional, su lugar preferido de juego en la adolescencia y allí donde pudo disfrutar de los aplausos de una afición que lo consideró como pelotari de primer nivel, pues participó en las grandes citas y se enfrentó a las primeras figuras del momento. El pelotari destacó como persona íntegra, serena, amable y siempre dispuesta al sacrificio. Un buen tipo que supo ganarse la estima de todos y que hoy forma a los chavales de la escuela del trinquet municipal de Manises.

Sus manos como pelotari dibujaban el clasicismo más ortodoxo a la hora de «fer el dau», de les «caigudes d´escala» y de los «rebots». Figura alta y espigada hubo de soportar en su carrera deportiva no pocas lesiones y alguna enfermedad seria; sin embargo, siempre estuvo presente en todas las selecciones de los mejores torneos y competiciones del mundo profesional. En trío se enfrentó a las grandes figuras en su casi cuarto de siglo como jugador «vestit de blanc».

El sábado se vestirá de blanco, por última vez en la «catedral» de la pilota. Es el «último de Pelayo», de aquella generación de oro que encabezó Fredi y que tuvo como continuadores a Pastor, Peluco, Pedro, Pedrito, Grau, Serrano, Tino?

¿Volverá a surgir entre las remodeladas murallas y gradas de Pelayo una generación de ese nivel? Todos los citados eran chavales nacidos en el barrio. ¿Quedan chavales valencianos que tengan en Pelayo su lugar de encuentro?

En la preliminar jugará acompañado de Sarasol II y Peluco contra Álvaro, Tato y Pedro. Sólo seis podían jugar. La empresa ha preparado un cartel de lujo que enfrentará a Puchol II y Félix contra Santi de Silla, Javi y Carlos.

Compartir el artículo

stats