Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cárdenas de primera

El programa de Javier Cárdenas en el access prime time de las noches de La 1 tiene algo de inclasificable. Pasada una semana de emisión, aún me resulta indescifrable saber exactamente de qué trata «Hora punta». Fue una sorpresa que recayera el encargo de TVE en el periodista que se hizo famoso entrevistando, por decirlo de alguna manera, a los personajes más frikis de aquella galaxia de las «Crónicas marcianas» de Javier Sardá. Mucho ha llovido y Cárdenas se ha hecho un nombre y un hueco en la radio matinal con la misma fórmula que traslada a la tele nocturna. Un comunicador que ahora se toma todos los temas, por triviales que parezcan, muy en serio: curiosidades varias, mucho YouTube, vídeos virales de Facebook, un baile de colaboradores frenético y debates que se liquidan en dos minutos. Todo bien agitado en la coctelera visual y servido a tanta velocidad que no da tiempo a procesar cómo han pasado de imágenes de embarazadas deportistas a bellos paisajes donde la nieve es rosa. ¿Entretenido? Sí. ¿Tiene sentido? A primera vista, no.

El primer vídeo de «Hora punta» fue de una submarinista australiana que nada cogida a la aleta de un tiburón blanco y al momento había dos «triunfitos» rememorando en plató el fenómeno que fue la primera «Operación Triunfo» y vendiendo el programa que sobre ellos estrena esta noche la tele pública. A la mesa de Cárdenas se van sentando colaboradores que no sabemos muy bien a qué se dedican y a veces ni se presentan. Son su equipo habitual de la radio, al que de repente se suma una policía para comentar un atasco descomunal en China o un médico que critica los abusos de la cirugía a la velocidad de un tuit. Todo aderezado con imágenes llamativas y locuciones rescatadas del mismísimo «Aquí hay tomate», más alguna encuesta de calle presuntamente graciosa. A juzgar por las risas, al alegre y juvenil público del plató se lo parece.

RENDICIÓN. Televisión Española se ha rendido y atrasa el inicio de su programación de noche. ¿Recuerdan su compromiso con la conciliación de horarios? Pues donde dije digo ahora pongo un programa que compite con «El hormiguero», «El intermedio» o «First dates», nada más y nada menos. Pablo Motos, Wyoming y Carlos Sobera llevan ventaja. Pero no hay que subestimar a Cárdenas, puede que él también sepa muy bien a quién se dirige: a un público que se alimenta de la actualidad viral vía Facebook y que solo aspira a distraerse sin necesidad de profundidad ninguna, con titulares que quepan en 140 caracteres y vídeos de treinta segundos. Por ritmo no será: la cosa va tan deprisa que a alguno no le dará ni tiempo a zapear.

Compartir el artículo

stats