17 de octubre de 2016
17.10.2016
Suscriptor

Un minuto de silencio

El motor del «Jaguar» de Sepúlveda tenía, tiene, un motor de explosión. Si Ana Mato no fue capaz de verlo, debería haberlo escuchado. Suena como la seda, como el rumor lejano de las olas del mar. No es raro que Sepúlveda se encariñara con ese automóvil.

17.10.2016 | 03:06
Para continuar leyendo
Hazte suscriptor S+
O utiliza un bono de los todavía que tienes pendientes aquí
Enlaces recomendados: Premios Cine