Vaya por delante que no estoy en contra de las bicis y la implantación de algunos de sus carriles aunque no de todos, nada más lejos de mi pensamiento. Lo que ya no me parece tan bien, es más al contrario, es que se de toda la prioridad se centre en las bicis y nada al transporte público, que representa la EMT.

Me gustaría saber, con datos ciertos, fiables y contrastables, cuantas bicicletas circulan por las calles y cuáles son en nuestra ciudad. Hay carriles, que son mucho más anchos que la inmensa mayoría de las aceras de nuestros barrios, pero de eso no se preocupan. Tampoco se preocupan de que algunas de ellas estén medio ocupadas por las terrazas de los bares o por los cajones de las tiendas de frutas y verduras. La Policía Local ´brilla´ por su ausencia en nuestras calles y plazas.

Es incomprensible que se destine tanto dinero a la construcción de carriles bici, mientras no se gastan ni un euro en hacer carriles para los autobuses de la EMT, que hacen falta y mucho, pero eso no les preocupa, sólo tienen dinero para las bicis, demostrando que hay dinero cuando quieren y para lo que quieren, pero en general, no lo tienen para solucionar pequeños y grandes cosas que hacen falta en nuestros barrios, aunque muchas de sus Entidades permanezcan calladas y pasivas, pero el Ayuntamiento/EMT lo saben, porque somos muchos los que hemos levantado la voz para denunciar estas situaciones tan deplorables.

Conozco algunos barrios y bastantes calles, pudiendo asegurar que las bicis que pasan por los carriles existentes en algunas de ellas, son escasas en comparación con las personas que pasan por sus aceras, aunque pueda ser que por el centro de la ciudad, sean muchas más, pero Valéncia no es sólo el centro, los barrios también son València.

Peatonalizar algunas calles, restringir el tráfico privado, favorecer a los usuarios de las bicis, todos estamos de acuerdo, pero sin que ello suponga empeorar el transporte público de la EMT cosa que han hecho, cuando debería ser todo lo contrario: Potenciar la EMT con mejores servicios, más líneas y mayor frecuencia de paso de los autobuses.

Una necesidad reivindicativa: Que los autobuses aparquen cerca del bordillo de las aceras donde están las paradas, son dos los accidentes que he visto por esa causa puesto que los autobuses son muy altos para muchos de los mayores, sobre todo si aparcan lejos del bordillo de la acera, que son en la inmensa mayoría de los casos, por lo que no se puede acceder a ellos, así como las personas con carros de compra o de niñ@s, debiendo ´obligar´ a los conductores a que así lo hagan y que pongan todos los autobuses de los que se inclinan para poder acceder a ellos, obligando a la Policía Local a que despejen de coches continuamente de las paradas de la EMT.

La EMT es la empresa pública por excelencia del transporte público, aunque tiene mucho que mejorar, por eso debería tener la misma o mayor consideración que las fallas y las procesiones: prioridad de paso en la circulación.