24 de marzo de 2017
24.03.2017

Sobre el descenso en el número de abortos

La tasa de abortos ha disminuido en España en 2015, por cuarto año consecutivo, situándose en la cifra más baja desde hace 11 años (10,40 / 1000 mujeres). Además, la Comunitat Valenciana se sitúa entre las autonomías con menor tasa de abortos (7,8 / 1000 mujeres).

24.03.2017 | 04:15

Hace unos días apareció en la prensa una noticia con un tratamiento periodístico discreto, en el lateral de una página interior que, sin embargo, en mi opinión se trataba de una noticia importante. En ella se informaba con datos del Ministerio de Sanidad, expuestos en el portal estadístico de su web, de que la tasa de abortos había disminuido en España en 2015, por cuarto año consecutivo, situándose en la cifra «más baja desde hace 11 años (10,40 / 1000 mujeres)». Y además se informa de que la Comunitat Valenciana (CV) se sitúa entre las autonomías con menor tasa de abortos (7,8 / 1000 mujeres). Las dos noticias me parecen significativas, y me generan sendas reflexiones:

1ª reflexión.- Cuando se proyecta un cambio que pueda modificar los espacios de libertad de la sociedad, se levantan de inmediato las voces defensoras del «statu quo», reaccionarias a ese cambio, que amenazan con escenarios apocalípticos de desorden como consecuencia del cambio. Para sustentar estas teorías, suelen utilizarse dos tipos de argumentos: desacreditar a los promotores del cambio y recurrir a teorías científicas que avalan su pronóstico de apocalipsis social.

Exactamente esto sucedió con la  Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo,  de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo. Durante su génesis, un grupo de expertos sanitarios y jurídicos de toda España, coordinados por el Ministerio de Igualdad se reunió durante unos meses para elaborar el borrador de la Ley. Yo estuve en aquel grupo y experimenté personalmente la estrategia de descrédito, sobre todo «on line». Este periodo de acoso pasó, afortunadamente sin consecuencias, y los acosadores nos fueron olvidando. Pero es el segundo aspecto el que interesa frente a esta noticia. La utilización de teorías científicas para apoyar posturas ideológicas tiene el riesgo de que no se puede subvertir la realidad del hecho científico, para adecuarlo a tu interés, porque al poco, la evidencia de los hechos desmonta la teoría. El número de abortos en España disminuye, y ni las españolas abortan más con esta Ley ni se ha producido ningún efecto llamada para las abortadoras del mundo. Situaciones ambas pronosticadas y argumentadas en la polémica contra la Ley.
2ª reflexión.- ¿A qué se debe este descenso y por qué es mayor en la CV?

La actividad sexual es una realidad cotidiana que la población inicia cada vez más precozmente (el último dato sitúa este momento en los 16,3 años). Para evitar los embarazos no deseados es necesaria una doble política que debe ser interactiva: la prestación de servicios específicos de planificación familiar, por un lado, y una estrategia de educación sexual que informe de los datos biológicos y que eduque en valores de igualdad y respeto, para difundir una ética de la relación sexual.

En España, las políticas de asistencia en planificación familiar y sexualidad están organizadas de forma diferente en las distintas CCAA, pero, en general, es un tema incluido en las carteras de servicio de todas las Autonomías. Con respecto a la Educación Sexual, el panorama nacional es más irregular, y, en general, deficitario.

En la CV existe una situación, en esta materia, que podríamos calificar de privilegiada. Con el «Decret 149/1986, de 24 de novembre, del Consell de la Generalitat Valenciana, pel qual es regula la prestació de serveis en matèria de planificació familiar i sexualitat a la Comunitat Valenciana». (Diari Oficial núm. 494 de 26.12.1986), un Conseller especialmente comprometido con la Asistencia Primaria, y que organizó la sanidad valenciana, Joaquín Colomer, creó una red de centros específicos de Salud Sexual y Reproductiva, dedicados a la asistencia en la planificación de la familia, en las ITS y en los problemas sexuales, Tienen también competencias de Educación Sexual en la zona sanitaria correspondiente. Estos centros, están servidos por un personal bien capacitado, de un perfil tolerante y progresista? y con ya muchos años de experiencia asistencial. Y ahí están los resultados.

La actividad asistencial clínica se complementa además en nuestra CV con un programa de intervención en educación sexual (PIES) que nuestro personal sanitario (enfermería de Asistencia Primaria y matronas) imparte en los centros escolares y sociales del área de salud.
Estoy absolutamente convencido de que esta es una de las razones básicas, si no la principal, del descenso en la tasa de abortos. Y por esto he querido contarlo.

Este es, desde mi punto de vista, mejorándolo y actualizándolo, el camino a seguir. Estos centros especializados han sobrevivido contracorriente en otros momentos políticos, gracias a la coherencia de su proyecto y a la profesionalidad de su personal. Este servicio debería ser, en mi opinión, potenciado y reforzado por la administración sanitaria. Por el desarrollo de una sexualidad satisfactoria y sana, y por la elección del momento adecuado para reproducirse. O sea, por la salud de nuestras mujeres y nuestros hombres y por su libertad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook