05 de abril de 2017
05.04.2017
EL COMENTARIO DEL TIEMPO

Regalos meteorológicos para los aficionados

05.04.2017 | 04:15
Regalos meteorológicos para los aficionados

Aunque estamos lejos de la Navidad podemos hacer una lista de las cosas que nos gustaría comprar para nosotros o para amigos o familiares aficionados a la meteorología. Una estación meteorológica completa y «oficial» es un poco cara. Una jaula de madera para poner los termómetros puede tener precios variables que pueden oscilar entre los 500 y los 1.500 euros en función del organismo que lo compramos o si lo encargamos a un carpintero. Más barata sería una jaula de platos, pero esta jaula tiene el inconveniente de que se puede calentar mucho en verano y dar temperaturas muy elevadas y esto es un problema si nuestros datos queremos que sean fiables. Un pluviómetro es mucho más barato, hay de diferentes precios, que oscilan entre los 8 y los 200 euros, entre los salsitxers y los Hellmann de 200 cm2. Nosotros recomendamos los Hellmann de 200 euros que tienen 200 cm2 de boca y que son recomendados por la Organización Meteorológica Mundial. Estos aparatos y la jaula deberían estar ubicados preferentemente sobre un terreno natural con césped para que los valores térmicos fueran válidos, porque si se instalan encima de una terraza las temperaturas máximas pueden ser entre 1º y 2ºC más altas que con césped en un día soleado y con poco viento. Si queremos tener pocos problemas lo mejor es tener una estación meteorológica automática que no necesita de un jardín. Hay una amplia gama de estaciones de aficionados, las Oregon, las PCE, las Lacrosse, las Davis, etc. Recomendamos las Davis, y dentro de las Davis es mejor elegir las Vantage Pro ya que pueden separarse los instrumentos (termómetro, anemómetro, pluviómetro) y así dar valores meteorológicos válidos. No obstante si queremos comodidad recomendamos las Davis Vantage Vue, ya que al estar todos los aparatos integrados no dan mucho trabajo de mantenimiento. El problema de las Vue es por el viento, que es difícil que mida 2 metros de altura la velocidad y la dirección correctos, si se instala encima de un mástil de 2 metros. Y si queremos tenerlo más alto ganaremos en calidad de viento, pero perderemos calidad en datos de temperatura y lluvia, ya que a más altura hay unas temperaturas mínimas y máximas menos contrastadas que a la altura oficial, 1,5 metros, y además pueden dar precipitación menor. Así a mayor altura la precipitación es inferior en comparación con la altura estándar.
También podemos ahorrar en regalos, y construirnos nosotros la estación meteorológica, la jaula y el pluviómetro, con un material, el PVC, y una probeta bien graduada, esto nos dará trabajo pero nos llenará de orgullo y nos permitirá ahorrar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook