Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Matías Vallés

El PP de Aznar, a ras de Bárcenas

Es emocionante la solidaridad que han demostrado Rodrigo Rato, Ángel Acebes, Jaime Mayor Oreja y Javier Arenas hacia Luis Bárcenas, sin duda el símbolo más enhiesto de la corrupción. Dado que los amnésicos citados encarnan la flor y nata del aznarismo, queda claro que el PP de José María Aznar cierra filas con el tesorero que le entregó cuantiosas cifras en negro, según su contabilidad manuscrita en un momento en que nadie podía ni imaginar que acabaría en manos de un juez.

Produce cierto sonrojo contemplar a los altos y altaneros cargos del aznarismo descargando las culpas sobre un Álvaro Lapuerta que no puede ser acusado, en la más manoseada táctica de elusión de responsabilidades en un proceso penal. En ningún caso debe inferirse de lo anterior que Acebes, Mayor Oreja, Rato o Acebes sean siquiera capaces de mentir, pese al historial de imputaciones y condenas que viene acumulando la cúpula de Aznar y que ayuda a interpretar el apego de Mariano Rajoy a La Moncloa. Simplemente, muestran una falta de conexión absoluta con lo sucedido, y cabe recordar que la desmemoria no es un delito sino otro ejemplo de la falibilidad humana.

Mayor Oreja desconoce el paradero de los 93.000 euros consignados por Bárcenas a su nombre. De nuevo, el gerente y tesorero del PP anotó la cantidad sin imaginar su desembarco en la Audiencia Nacional. Esa cantidad en negro equivale al sueldo de un trabajador medio durante cuatro años, y se superpone a los emolumentos recibidos por el exministro. Ante los irreversibles estragos del olvido en la mente de la cúpula de Aznar, la fiscal tuvo que preguntarle a Javier Arenas si en Génova había otra persona del mismo nombre. El báculo de Rajoy y el inefable Rato no desaprovecharon la oportunidad de bordear el cinismo, siempre al servicio de Bárcenas. De bien nacidos es ser agradecidos. En cuanto a Acebes, también imputado recientemente, su incapacidad de recordar evidencias justifica retrospectivamente su confusión a la hora de atribuir el 11M. A cambio, el cuarteto colocado al nivel de Bárcenas explica el auge de la corrupción que ha anegado al PP.

Compartir el artículo

stats