30 de octubre de 2017
30.10.2017

Cuidado, ¡obras!

30.10.2017 | 19:40
Cuidado, ¡obras!

En lo empresarial, se realizan obras al entrar en barrena. Raymond Hull, escritor canadiense de origen inglés, dijo: "he observado que, con raras excepciones, los hombres manejan sus asuntos de forma chapucera. He visto un puente de mil doscientos metros de longitud desplomarse y caer al mar porque, pese a repetidas revisiones y verificaciones, alguien había hecho deprisa y corriendo el plano de un pilar sustentador. Cuando hubo finalizado la construcción del estadio cubierto de béisbol de Houston, Texas, se descubrió que los jugadores no podían ver la pelota al quedar deslumbrados por el resplandor de las claraboyas".

El refrán: "Obras son amores que no buenas razones", es idóneo para quienes tras mucho parloteo se mantienen inactivos incumpliendo promesas. Obras que atacan valores culturales o ambientales utilizan excavadoras, bolas de derribo, palas, pinzas demoledoras, útiles diamantados, grúas, topadoras, tractores articulados, obviando clamores populares. Ignacio Zafra en su artículo para El País del veintiuno de febrero de dos mil cinco escribe: "la periferia fue creciendo de forma desordenada. Y "debió hacerlo hacia el oeste, hacia el secano" en lugar de eliminar "el valor paisajístico de la huerta". Edificios sin consenso estético rubrican un mal gusto insultante menoscabando el estilo de zonas con carácter como la plaza de Tetuán. Desaparecen emblemáticas construcciones: alquerías, barracas y edificios singulares como el Palacio Ripalda, obra del más relevante arquitecto del romanticismo ecléctico valenciano Joaquín Arnau Miramón, a finales siglo diecinueve que, con el paso de los años, herederos y malversadores consideraron una fuente de ganancia y organizaron lo preciso, bajo el mandato consistorial del franquista y madrileño Adolfo Rincón de Arellano, para el negocio: "aquella fue para muchos una operación inmobiliaria especulativa de manual que ocupa un lugar destacado en la historia negra del urbanismo valenciano", ("Levante E.M.V.", 12/09/2010).

Hay obras apremiadas por la imprescindible actualización de servicios urbanos como la remodelación del paso inferior de Grandes Vías, desaguadero en días de lluvia. La parcial peatonalización de la Plaza del Ayuntamiento y los proyectos de espacios de disfrute que bien podrían contar con mayor presencia de arbolado y medidas preventivas de malos usos. Existen obras que hundirán en el subsuelo urbano terminales ferroviarias, con la posibilidad de convertirlas en grutas navegables, en pleno centro ciudadano. También existen obras de manipulación emocional: "maestro especialista en el retorno de la pareja" (cartel callejero). Obras de ocultamiento de información, tergiversación, o manipulación de datos. Y. ¿Cómo no? Está la Obra. Meticulosamente organizada: Luis de Guindos (ministro de Economía), "uno de los primeros consejos que recibió González del experimentado socialista alemán (Willy Brandt), fue este: "Consigue un buen ministro de asuntos económicos y échate a dormir...", recogía en su libro sobre Boyer el leonés, ex director de Cambio 16, José Luis Gutierrez. De la Obra también son: Juan Cotino (ex presidente de las Cortes Valencianas, ligado a la trama Gürtel), Jesús Pedroche (ex senador del PP, condenado por la trama de las Tarjetas Black), Isabel Tocino, ex ministra del PP, que forma parte del Consejo de Administración del Banco Santander, "los directivos de Banco Santander ya han desembarcado en los cuarteles del Banco Popular para bucear en su balance y empezar a gestionar los activos y los pasivos de la entidad intervenida por el Banco Central Europeo. Entre las entidades que trabajaban habitualmente con el Popular se encuentra el Opus Dei" ("El Confidencial", 10/ 06/ 2017). Un millonario azteca, Del Valle, relevante accionista del Popular, trató de integrarlo con el Sabadell para lo que se reunió con Josep Oliu, presidente del Sabadell y Jaime Gilinski, inversor colombiano accionista del grupo catalán al que el banco de España le adjudicó la CAM por el simbólico precio de un euro. La opusina Tocino también está en el Consejo de Administración de Ence y Enagás y en el Consejo de Estado como consejera lectiva. "La jerarquiología afirma que toda organización floreciente se caracteriza por esa acumulación de peso muerto en el nivel ejecutivo, compuesto por sublimados percucientes y candidatos potenciales a la sublimación percuciente", ("El principio de Peter". La Obra cuenta con Teresa Rivero Sánchez-Romate, viuda de José María Ruiz Mateos; "tras la expropiación se conocería que Rumasa y su creador eran importantes fuentes de financiación del Opus, a la que habían contribuido con miles de millones de pesetas, entregados como teóricos préstamos sin interés o simples donativos", escribe el periodista José Luis Gutierrez.

En las obras domésticas uno de los miembros familiares es el que siempre carga con el porcentaje más elevado del control, "abordó la obra guiada por dos objetivos fundamentales: recogimiento y luz. Para conseguir lo primero forró la buhardilla de corcho y en los tragaluces y las vidrieras puso doble cristal. A su juicio, disponiendo de luz, todo lo que el artista guardara dentro terminaría por aflorar", ("Señora de rojo sobre fondo gris", Miguel Delibes). Obras que cambian barrios, "Mientras tanto la calle Aribau crecía. Casas tan altas como aquella y más altas aún formaron las espesas y anchas manzanas. Los árboles estiraron sus ramas y vino el primer tranvía eléctrico para darle su peculiaridad. La casa fue envejeciendo, se le hicieron reformas, cambió de dueños y de porteros varias veces, y ellos siguieron como una institución inmutable en aquel primer piso", ("Nada", Carmen Laforet).

Fontaneros, carpinteros, electricistas, cristaleros, se han erigido en soberanos de nobles hogares durante remodelaciones: Highgrove House, casa georgiana de nueve dormitorios con ciento veinte hectáreas de jardines y tierra de granja donde se cultivan judías, guisantes y otros vegetales para la cocina de la casa, fue comprada por el príncipe Carlos de Inglaterra poco antes de casarse con Diana. Mayerling, hacienda de caza reformada por el príncipe Rodolfo del imperio austro-húngaro, con sala de dibujo, comedor, sala de billar, habitaciones para invitados y sirvientes. Sandringham House adquirida por Eduardo VII de Inglaterra por doscientas veinte mil libras en mil ochocientos sesenta y uno, originariamente fue una casa blanca y baja sustituida después por una mansión de ladrillo rojo. Marie-Josèphe-Rose Tascher de la Pageri (Josefina) adquirió la Malmaison, antigua leprosería, y con los mejores arquitectos de Imperio la convirtió en el perfecto nido de pasión para ella y Napoleón.

Arreglos políticos son incesantes. Soraya Sáez de Santamaría, además de la Vicepresidencia del Estado, tiene como atribución la responsabilidad de contactar con Cataluña. Y ahora. Además. "Se convierte en presidenta de la Generalitat por delegación de Rajoy", ("El Español", 28/10/2017). ¡Vaya! "El inverso de Peter, o autómata profesional. Siempre obedece, nunca decide. Esto desde el punto de vista de la jerarquía, lo define como un empleado competente, por lo que el inverso de Peter es candidato a la promoción. Continuará ascendiendo hasta que una fatalidad le sitúe en un puesto en el que tenga que tomar decisiones. Entonces encontrará su nivel de incompetencia", dictamina el vancouverita doctor Lauren J.Peter.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook