08 de marzo de 2018
08.03.2018

Linde, dimisión

08.03.2018 | 04:15

Decía una conocida periodista, que el Banco de España falla más que una escopeta de feria. No le falta razón. La demostración más palpable de que no anda mal desencaminada con esta afirmación fue la salida a Bolsa de Bankia, donde fallaron todos los controles habidos y por haber, que se le espera a un organismo, como es el Banco de España y la CNMV. También con las Cajas de Ahorro hubo una absoluta dejación de funciones de supervisión y control por parte de estos organismos públicos, que acabó como todos ustedes saben, con una ingente cantidad de dinero puesta por el Estado, que hemos pagado todos los contribuyentes para salvar de la quiebra el sistema financiero español, y que según algunos gurús de la economía, gozaba de muy buena salud y era el más sólido de Europa. También los gurús fallan más que una escopeta de feria mal calibrada. Si no que se lo pregunten a De Guindos cuando estaba al frente de Lehman Brothers.

El Banco de España vuelve a estar de actualidad, pero no por salir al rescate de las personas sino porqué su gobernador se ha ido de la lengua. No sé si el gobernador de esta flamante, prestigiosa e insigne institución, Luis María Linde ha pedido disculpas por atreverse a decir que a los pensionistas no le van mal las cosas del todo porque muchos tienen un piso en propiedad. No solo se atreven a cuestionar la esperanza de vida de las personas mayores sino también su patrimonio por el que han trabajado y luchado toda su vida.

Ya que no ha sido cesado por el Gobierno, que es lo que debería de haber hecho, una rectificación y una disculpa por su falta de sensibilidad hacia un colectivo tan perseguido y diezmado económicamente por los recortes es lo menos que se le puede exigir al señor Linde, precisamente en un momento en que el sistema público de pensiones corre serio peligro de desaparecer. Los pensionistas se han manifestado en toda España para reivindicar sus derechos y exigir una pensión digna y no una mísera revalorización, con pérdida de poder adquisitivo incluida, que es con lo que se han encontrado cuando han ido al banco, los casi 9 millones de pensionistas que hay en España. Tengan piso o vivan alquilados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook