05 de abril de 2018
05.04.2018
EL COMENTARIO DEL TIEMPO

El ecuador terrestre y sus peligros

05.04.2018 | 04:15
El ecuador terrestre y sus peligros

En la época de los grandes descubrimientos marítimos, que supusieron un gran reto para nombres que hoy en día nos suenan a todos, como Fernando de Magallanes o Juan Sebastián Elcano, las etapas más temidas en su vuelta al mundo fueron, junto a la travesía del Cabo de Hornos, los pasos ecuatoriales. De la misma manera, dar la vuelta al mundo en avión alrededor del ecuador fue un gran reto, el cual también complicó la vida de un numeroso grupo de intrépidos expedicionarios a principios del siglo pasado, algunos de los cuales, como Amelia Earhart perdieron la vida en el intento. Pero, ¿por qué supuso un reto tan grande tanto por mar como por aire intentar surcar el ecuador?

Nuevamente sobre las condiciones meteorológicas que se encontraron recae gran parte de la dificultad del reto. Se trata de una de las zonas de climatología más salvaje del planeta. En el ecuador o sus proximidades el tiempo tiende a ser tormentoso y violento la mayor parte de los días del año, pero al mismo tiempo se intercambia con momentos de absoluta calma en los vientos; resultando un verdadera trampa para aquellos expedicionarios que abrieron paso en las comunicaciones entre continentes siguiendo esta vía. Atendiendo a lo que indica la ciencia es fácil entender por qué en las inmediaciones del ecuador tenemos un clima de estas características, se trata de la zona donde convergen los vientos alisios de ambos hemisferios, esto implica que el exceso de masa de aire que generan los vientos coincidentes ha de tener un desplazamiento vertical. Y dado que como por su parte inferior se encuentra delimitado por la superficie terrestre, el viento se ve forzado a subir generando diariamente potentes nubes de tormenta alrededor del área, con una forma que se asemeja a un anillo, que rodea el ecuador. Los vientos alisios, existentes en latitudes subtropicales entre las calmas asociadas a los grandes anticiclones tropicales, como el de Azores y el ecuador, han sido los más buscados desde siempre por los navegantes a vela, por lo que es normal que en el idioma inglés a los vientos alisios se les conozca como «trade wind» vientos del comercio.

Efectuar la vuelta al mundo siempre ha sido un gran reto para la humanidad, un reto en el que las condiciones meteorológicas han jugado un papel muy importante, sobre todo cuando el medio de transporte con el que se efectuaba aún se encontraba en sus primeros pasos. Con todo, de todas las travesías llevadas a cabo por los exploradores de todos los tiempos, de las más temidas siempre han sido las que tenían que cruzar el ecuador y como hemos visto hoy razones no les faltaba.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook