Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Maite Mercado

Al quite

Desde la imprescindible distancia veraniega, he perdido la cuenta de los relevos, ceses y cambios en RTVE. Algunos estaban cantados: el de los editores de los informativos y el de algunas caras como Sergio Martín, Víctor Arribas y Pedro Carreño, quien lo tenía tan claro que se despidió el 30 de julio, su último día antes de irse de vacaciones. El paso de «Historias de nuestro cine» de programa diario a semanal en La 2 airea un importante trasfondo económico por el pago de derechos de emisión de películas a determinados empresarios. El adiós de Javier Cárdenas, a quien no tendremos que soportar ni un solo día más en La 1, ni en «prime» ni en «late night», era deseado por todos los que quieren una televisión pública digna y como era de esperar, el presentador no se lo ha tomado bien. No por él, que tiene la radio y al que el desplante le sirve para agrandar su ego, sino por su equipo. Pide que mantengan «Hora Punta» aunque sea con otro conductor y amenaza con medidas legales. No asume que el magacín era malísimo.

Tampoco está contenta Isabel San Sebastián con el cierre de la tertulia femenina poco feminista «Amigas y conocidas». A la colaboradora habitual no le pareció suficiente la despedida de Inés Ballester sin acritud después de cuatro años en antena, emocionada con las palabras de Cristina Almeida, y quiso dejar claro que las echaban: «No nos vamos, nos van». Como pasa casi siempre.

Algunos medios hablan de purga en otro burdo intento de intoxicación al que nos tienen acostumbrados. Ni siquiera mencionan que esos que dejan el primer plano de los informativos fueron elegidos a dedo en distintas etapas por directivos colocados del mismo modo tras la llegada del PP a Moncloa a finales de 2011. Muchos pescados en insignes redacciones como la del Telemadrid de la época de Esperanza Aguirre. Ahora vuelven los profesionales de la casa que fueron apartados entonces.

La 2, esa cadena que casi nadie ve, ha estado en boca de muchos gracias a la circulación del bulo interesado de la desaparición de la misa de los domingos y el anuncio del fin de «La 2 Noticias» que parecía no poder superar la marcha de Mara Torres. Desmentidos ambos, todas las cadenas presentan la programación de la nueva temporada esta semana de vuelta a la rutina laboral y también de recuperación de los índices de audiencia, esos que, como nosotros, se relajan en las jornadas estivales. Estaremos al quite.

Compartir el artículo

stats