10 de septiembre de 2018
10.09.2018

Efecto mariposa, observatorios y memoria histórica

10.09.2018 | 04:15

En julio de 2018 se llevó a cabo en Madrid, en el Museo Arqueológico Nacional (MAN), el Seminario Internacional titulado El verdadero tesoro de Indias. Galeones y arqueología. Los naufragios históricos, un diálogo cultural necesario entre España y América. El objeto central de reflexión y debate fue el rescate del galeón San José hundido en 1708 en la costa Caribe colombiana, cerca de Cartagena de Indias. El evento fue coordinado por Jesús García Calero (ABC) y contó con calificados ponentes como Antonio José Rengifo (UNAL, Colombia); Felipe Castro (Universidad de Texas, EE UU); Flor Trejo Rivera (INAH, México); José Mª Lancho (Linux, España); Juan Guillermo Martín (Uninorte, Colombia), y Paloma Otero (MAN). Las intervenciones están disponibles en la web, y su resultado más importante es la creación del Observatorio del Patrimonio Cultural Subacuático Común y Compartido (OPCSC2), con un llamado a la participación de autoridades, universidades, investigadores y ciudadanos interesados en los 22 paises que conforman la Comunidad Iberoamericana. El Efecto mariposa, formulado por Lorenz con antecedentes en la milenaria filosofía china e innovadoras aplicaciones en meteorología y otras disciplinas, también aplica en el tema del OPCSC2 y observatorios en funcionamiento o en el papel como el propuesto en 2016 a la Plataforma El Litoral per al Poble. El éxito de los observatorios -y otros emprendimientos- depende de que una significativa suma de aleteos de mariposas de diferentes edades, procedencias y habilidades, esté acompañada de buen viento (el mar no es determinante). He participado, con mis alitas de ciudadano interesado, en varios vuelos con muy dispares destinos y resultados. Pero me queda el gusto, el oficio y las ganas. Un reciente efecto local del mariposeo global relacionado con la protección del patrimonio cultural sumergido, es la creación de la Asociación Áncora Cultural del Mar, impulsada por el historiador Ximo Soler, la gestora de patrimonio Ixore Herrero y la trabajadora social Nuria Galiana. El ingente patrimonio cultural que yace en las costas levantinas viene siendo expoliado desde hace décadas por buzos domingueros que surten museos pero también tiendas de anticuarios y casas de localidades costeras con ánforas grecoromanas y extraordinarios objetos valorados solo comercialmente, como hacen los cazatesoros que con tecnología de punta saquean pecios en mares y océanos de todo el planeta. Como uno de los propósitos de Áncora es crear redes colaborativas vecinales, he apelado a ello para responder a un vecino que me preguntó qué tenían que ver los galeones con el barrio Albors y con el objetivo de la Asociación Vecinal de la creación de un centro cívico-cultural en el Chalet de Aben Al-Abbar (CAAA) en el que, en octubre de 1937, se realizó la última reunión del gobierno de la República en la ciudad (por documentar). Aunque te puedo adelantar algunas explicaciones, le dije, te lo podré demostrar cuando en el Centro Cívico-Cultural Albors se haga una exposición con piezas rescatadas en el Mediterráneo y el Caribe, procedentes de antepasados comerciantes (fenicios, árabes o indianos) de algún vecino o vecina del distrito Marítimo de València; quizá de la familia Lucia que construyó el Chalet o de la que construyó el cercano Palacete de Ayora. NOTA: En octubre se inician las obras de reforma y rehabilitación del CAAA, dando respuesta a una demanda ciudadana de más de 30 años; y la Asociación Vecinal Albors (AVA) ha solicitado al Alcalde y a las/os concejales que tienen que ver con las obras y usos del inmueble, el poder disponer de un despacho en el mismo. En sustentación de la solicitud, la AVA presentó en mayo el Boletín Monográfico 1, sobre el Chalet. Si perteneció a Luis Lucia o Lluis Lúcia (1888-1943), el dirigente de la derecha valenciana moderada y culta que participó en dos gobiernos de la República –fue ministro de OO PP y Comunicaciones- y que conmutada la pena de muerte murió en una cárcel franquista, es posible que lo haya ofrecido para la citada reunión. Estamos intentando contactar con alguna/o de sus 31 nietas/os para tener información fidedigna y promover el correspondiente homenaje público. Según la que disponemos, en la venta del inmueble al Ayuntamiento en 2009 (por dos millones de euros) participaron 8 de ellos/as. Es el efecto mariposa al servicio de la memoria histórica y vecinal!!!

* Presidente de la Asociación Vecinal Albors

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook