12 de septiembre de 2018
12.09.2018
EL TIEMPO

Septiembre tiene estas animaladas

12.09.2018 | 00:33
Septiembre tiene estas animaladas

Se conoce en el acervo popular: Septiembre o seca las fuentes o se lleva los puentes. Este dicho es plenamente acertado en el entorno mediterráneo, puesto que no hay término medio alguno y nos podemos remitir a las sufridas estadísticas. Y es que se trata de un mes donde confluyen una serie de factores, el primero y fundamental es que la energía acumulada en la superficie marítima después de todo el verano es enorme, pero sin el segundo factor que dispare esta energía desde arriba no llegamos a nada, puesto que en nuestras latitudes suele predominar la inversión en capas medias que tapona la posibilidad de crecimiento de las nubes y tiene que haber un forzamiento que lo rompa.
Así pues, para que no se sequen las fuentes necesitamos que los primeros fríos del incipiente invierno, que comienzan ya a llegar, tengan una serie de características concretas. Razonándolo, la analogía con el reino animal es muy clara, las situaciones de lluvias intensas en el Mediterráneo serían en la sabana africana como las de un cazador especializado, como las de un Guepardo por ejemplo. En ambos casos son muy rápidos y eficientes cazando o sumando litros, pero se tienen que dar una serie de condicionantes, que en caso del guepardo se trata de la presa adecuada y en el meteorológico de los vientos marítimos y la bolsa fría bien colocada.

Siguiendo con la analogía, el guepardo es uno de los depredadores más eficientes en sus capturas, no obstante, estadísticamente falla en 2 de cada 3 intentos de capturar a su presa. Pues bien, podemos decir que en la meteorología mediterránea pasa algo parecido con los modelos, no todas las situaciones de «gota fría» en las que aparentemente se dan todas las condiciones terminan por producirse lluvias ´dignas de llevarse los puentes´. El ejemplo más claro lo hemos vivido a principios de esta semana. Gran parte de los modelos daban hasta un par de días antes una situación muy clara de lluvias torrenciales en el entorno de la Comunidad Valenciana sobre todo. No obstante, pequeños cambios en la configuración de la situación, sobre todo en capas altas de la atmosfera, han mitigado en gran manera el potencial de la misma cuando ya todos esperábamos un episodio importante. Concluyendo pues, pese a los grandes avances que se han dado en la predicción meteorológica y dado que la convección profunda en entornos como el Mediterráneo se les hace tan cuesta arriba a los modelos actuales, la mejor manera de ver en la comunidad valenciana si hay episodio y en su caso ver como se desarrolla es la de hacer seguimiento de radar y satélite y comprobar a través de las estaciones de la red de AVAMET como se van desarrollando los acontecimientos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook