19 de septiembre de 2018
19.09.2018
EL COMENTARIO DEL TIEMPO

300

20.09.2018 | 00:18
300
300

El pasado fin de semana la Associació Valenciana de Meteorologia (AVAMET) alcanzó la mágica cifra de los 300 socios, tal vez se trate de un número cualquiera, pero también tiene un cariz más especial si se rememora la literatura clásica de las epopeyas griegas que Hollywood ha tenido a bien rescatar de los libros de historia. En estos mismos libros de historia se comenta que los 300 espartanos conocían perfectamente la orografía de la posición que trataban de defender y que incluso sus adversarios reconocieron su defensa de las Termópilas hasta el último momento como un verdadero acto de valor y honor que ningún otro ejército que lo hiciese por dinero sería capaz de hacer en tan desigual contienda.

Evidentemente en la actualidad en el mundo de la meteorología no hay ningún tipo de lucha o conflicto, de hecho es más bien lo contrario, puesto que desde la propia asociación se intenta integrar y colaborar para mejorar el conocimiento y posibilidades de la meteorología, intentando aglutinar e incentivar pequeños proyectos meteorológicos locales y también colaborando con aquellas entidades que se dedican a la meteorología de forma profesional. No obstante, se pueden identificar algunos de los valores espartanos en los propios socios de AVAMET. El funcionamiento de la asociación se basa en la mejora y la aportación de conocimientos y voluntariado que sobre su entorno transmite y ejerce cada uno de los socios. Estas aportaciones son muy valiosas no solo para la asociación, de hecho entidades como la Agència Valenciana de Seguritat i Resposta a les Emergencies (112) y Àpunt Media se encuentran en activa colaboración con la asociación, aprovechando los conocimientos de los socios sobre el terreno sobre todo en situaciones de riesgo meteorológico.

No menos importante es la labor de voluntariado y los valores de compromiso, esfuerzo y compañerismo que se transmite. El principal activo que tiene ahora mismo la asociación son estos mismos valores. Así cada socio aporta a AVAMET lo que buenamente puede dentro de sus posibilidades de tiempo; esto es desde la cuota anual de socio (principal y prácticamente único sustento económico de la asociación), hasta el voluntariado total en el montaje y mantenimiento de estaciones y datos, pasando por quienes aportan su estación meteorológica en perfectas condiciones de mantenimiento y fiabilidad de datos.

A fecha de hoy la red de AVAMET se ha convertido en la red de referencia para seguir las condiciones meteorológicas en la Comunidad Valenciana, acercándose ya a las 400 estaciones meteorológicas a tiempo real y las perspectivas para seguir creciendo en número son muy halagüeñas. Con todo ello el principal reto para la asociación va a ser asegurar la sostenibilidad de su estructura, para que la base de datos que se está generando consiga llegar a ofrecer series de datos meteorológicos de más de 30 años, contribuyendo así a entender de forma mucho más certera la evolución climática en nuestro entorno. Con todo este bagaje los 300 espartanos hemos demostrado una gran capacidad para gestionar una red hercúlea con recursos propios y limitados... Aun así me pregunto, en el hipotético caso de que hubiera problemas, ¿dejarían a su suerte los poderes públicos toda esta infraestructura como hicieron el resto de griegos con los 300 espartanos en las Termópilas?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook