08 de octubre de 2018
08.10.2018
EL COMENTARIO DEL TIEMPO

No saquen los calzoncillos marianos

08.10.2018 | 04:15
No saquen los calzoncillos marianos

Este fin de semana han llegado las primeras nieves de otoño a algunas zonas de los Picos de Europa y los Pirineos, de la mano de una entrada de aire del norte que ha obligado a la mayoría de los españoles a sacar la manga larga del armario. En otoño son muy populares los veranillos, pero a veces también toca algún inviernillo. El que tenemos ahora llega en una semana que mucha gente aprovecha para escaparse con motivo de los días festivos que marca el calendario. Mañana martes, 9 de octubre, es fiesta en la Comunitat Valenciana, y el viernes, 12 de octubre, día del Pilar, lo será en toda España. La buena noticia que prometen los modelos meteorológicos es que este inviernillo que tenemos no va a durar mucho y las temperaturas se recuperarán paulatinamente a lo largo de la semana. Pero este cambio meteorológico tan brusco, con frío y viento del norte, es de esos que suele pillar desprevenida a la gente y trae los primeros catarros. Ayer, mientras se tiritaba en muchas capitales interiores de la mitad norte peninsular, las condiciones eran muy diferentes en la costa mediterránea: en Málaga pasaban de los 33 ºC y en Valencia de los 25 ºC. Contrastes que no son nada raros en primavera y otoño y que forman parte de la diversidad geográfica y climática de España.

Como abril, octubre es mes de ida y vuelta a los armarios, de incertidumbre constante sobre la ropa que debemos ponernos para salir a la calle. En primavera y otoño lo mejor es recurrir a varias capas, porque suele haber notables oscilaciones de temperatura entre la noche y el día. Pero, al salir de casa por la mañana, ahora en octubre tenemos el mismo problema que en abril y mayo. Al ir dos horas adelantados respecto al tiempo solar (aún tenemos la hora de verano), a las 10 de la mañana realmente son las 8, y con entradas de aire frío como la actual es necesario abrigarse, no en vano ayer de madrugada ya heló de forma generalizada en Castilla y León y muchas otras zonas del interior peninsular. Pero no saquen los calzoncillos marianos, que todo apunta a que para El Pilar los termómetros se recuperarán y disfrutaremos de temperaturas mucho más agradables.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook