09 de enero de 2019
09.01.2019
EL COMENTARIO DEL TIEMPO

Frío, pero sin nieve

09.01.2019 | 00:32
Frío, pero sin nieve

Durante los últimos días algunas personas me han preguntado si ha nevado en la Carrasqueta, una emblemática sierra alicantina conocida por su puerto de montaña y sus espectaculares paisajes, ya que constituye la división natural entre el Alicante seco y el húmedo. Sin embargo, por los habitantes del litoral es una sierra conocida sobre todo por ser el lugar de peregrinación cuando cae la nieve, cuando este paraje se llega a masificar, con numerosas consecuencias negativas sobre el entorno. No, no ha nevado en ninguna montaña del litoral mediterráneo. ¿Cómo van a producirse precipitaciones si desde hace días no hay prácticamente ni una nube en el cielo? En cambio, con las altas presiones y vientos muy débiles, sí que se dan las condiciones adecuadas para que se produzca la inversión térmica, por lo que las temperaturas se desploman durante la noche en los fondos de valle y en zonas llanas. Las nieblas y las heladas están siendo las protagonistas, una situación habitual en invierno (las famosas calmas), aunque no faltan medios que ya han tenido la disparatada ocurrencia de calificar de ola de frío a esta situación.
Sin embargo, estamos a las puertas de un cambio en la situación meteorológica. Durante las próximas horas nos afectará una masa de aire ártica/polar continental, que provocará el desplome de las temperaturas diurnas en buena parte del país (de noche seguirá haciendo bastante frío). Por desgracia, esta masa de aire fría llegará seca por su recorrido continental, aunque en Baleares o en el Cantábrico Oriental puede nevar a cotas bajas. En el litoral mediterráneo peninsular, nieve y frío no suelen ir de la mano, ya que además del frío necesitamos un aporte de humedad procedente del Mediterráneo. Cuando precipita, no tenemos frío. Cuando tenemos el frío, no tenemos precipitación. Eso sí, cuando coinciden podemos tener situaciones de nevadas extraordinarias en el litoral mediterráneo. Por desgracia, lo que tenemos ahora suele ser mucho más habitual que situaciones como la del inolvidable invierno de 2016/2017, en el que se sucedieron situaciones extraordinarias de lluvias y nevadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook