Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Al margen

De caras, caretas y carotas

No hemos soltado todavía la liana de las elecciones generales y autonómicas y, con la mano extendida aunque con más ropa que Tarzán, tenemos que asirnos ya a otra con rapidez, la de las municipales. 542 localidades valencianas someterán a escrutinio de sus ciudadanos la labor que sus responsables han realizado en estos últimos cuatro años con el eco en el ambiente del tsunami en la derecha, el resurgir socialista, la tensión de Compromís o la incógnita podemita. Prietas las filas. Lo surgido del 28 A es obvio que no tiene una traducción simultánea en el contexto local pero muestra tendencias y, unos lamiéndose las heridas todavía y otros con la mirada puesta en consolidar lo logrado, lo saben. Pero claro, donde dije digo digo Diego y los titulares proporcionados antaño sin pudor en los que se ofrecía a Vox formar parte de gobiernos como quien ofrece la entrada hasta la cocina de casa a un ingenuo mozalbete huerfanito resultan ahora incómodos. O quizás no. Quizás haya gente que le otorgue a la ideología o los valores la misma importancia -exactamente la misma- que ponerse hoy este suéter y mañana quizás este otro. Que más da. Ninguna incomodidad oigan. ¿Quien se acordará que hace semanas hice una lista pensando más en la extrema derecha y en Vidal Shasoon que en mi eterno pero fiel electorado conservador? ¿Quien se acordará de que blanqueé a la extrema derecha con su discurso más atroz contra los derechos humanos -de las mujeres, de los inmigrantes, del colectivo LGTBI....- ofreciéndole a compartir pupitre de cole como quien comparte el bocadillo del almuerzo?

Ciertamente, es muy divertido (por decir algo) todo lo que ha pasado antes del 26 de mayo porque ha mostrado la verdadera cara de algunas candidaturas que, hasta el 28 A, cambiaban de careta en función de encuestas y sondeos. Ay, mare meua, ya lo dice la sabiduría popular: antes se pilla a un mentiroso en esencia que a una persona problemas de movilidad.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats