Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Veteranos

Se dice que la veteranía es un grado, pero puede suponer varios grados de acidez, porque ser veterano implica años y en la mayoría de los casos, vejez. Un veterano como Joan Ribó ha renovado en papeletas la papeleta de seguir como alcalde. Ciertamente, no lo viene haciendo mal el hombre. Pero habría que recordarle aquella veterana frase que decía: «si hay concejal de tráfico, que lo quiten, y si no lo hay, que lo pongan». Pero que use tirantes, no cinturones asfixiantes.

Los veteranos de la música han desfilado por «La Voz Senior» de Antena 3, que ha superado su fase de selección e inicia la de los «asaltos». Ciertamente, parece tratarse de una reivindicación de la tercera edad, dando ocasión a que se luzca, pero corriendo el riesgo de que la experiencia resulte negativa y sea tomada con cierta sorna. En ocasiones parece que Bisbal, Paulina, Pablo López y sobre todo Orozco se lo tomen a broma y con risas, aunque después disimulen con exageradas adulaciones en las que la rubia mexicana parece interpretar un culebrón.

La inaudita ignorancia de estos coach ha quedado de manifiesto, dejando claro que están ahí por ser personajes mediáticos y los que atraen a la audiencia, cobrando por ello cifras alucinantes. Pero no se explica cómo una cantante con una trayectoria brillante, con decenas de discos, repleta de éxitos populares como Helena Bianco, bien con «Los Mismos» o en solitario, se presta alegremente y con feliz disposición a esta farsa compitiendo con veteranos de karaoke. Vale que Helena, muy en activo todavía, no actúa todo lo que quisiera, si bien en verano le vemos con frecuencia en nuestra Comunitat Valenciana. Pero su paso por «La Voz», lejos de ser tan triunfal para ella y por la que parece sentirse eufórica y feliz, ha supuesto un tremendo paso atrás en su magnífico historial, y no un relanzamiento como parece pretender.

Helena interpretó magistralmente «Una estrella en mi jardín», que incluye en ese tributo a Mari Trini que pasea por España. Y ninguno de los cuatro coach le conocía. Sabio jurado. También la gran Blanca Villa ha caído en el error de participar en esta parodia de veteranos «muertos vivientes». Los resultados ya se conocen, sin duda, porque todo se grabó con mucha anticipación, pero hay que mantener la incógnita mientras se prepara ya la próxima edición. La producción está enviando correos a veteranos cantantes invitando a presentarse al casting, lo que ha promovido las protestas de algunos convocados, aludiendo al poco respeto que se está teniendo a la categoría que, en un pasado reciente, obtuvieron con su trabajo. Nada tienen que demostrar, cuando ya todo lo demostraron.

Mucho respeto merece la veterana periodista y escritora «negra» Marta Robles, que el próximo sábado estará con Andrés Sanchis y otros veteranos que transformarán el Palau Balmes de Valencia en un cabaret de los de antes. Con su último libro, La mala suerte, Marta pretende dar buena suerte a «The blackcats Jazz Big Band», que dará un concierto de temas standar norteamericanos, y la estilizada novelista, de 55 años, se verá arropada por los tunos de «The Tune Band». Noche remember€

Veteranos y entusiastas como pocos son la «Fussion Band & Eduardo de Eduardo», que ayer dieron un concierto en el Centro Municipal de Actividades para Mayores de Campanar. Con Ramonet, Andrés, José Vicente y Luis, hay nuevo guitarra y segunda voz, Luis Marín, un veterano cantante conocido como Yaco Lara. Tanto a éste como a Eduardo también han intentado seducirles para el casting de «La Voz Senior». Pero ni por esas. Ambos cantantes, y otros más, todavía conservan su dignidad€

Compartir el artículo

stats