12 de agosto de 2019
12.08.2019
Barra libre

¿Cómo le afecta a usted el Puerto de València?

12.08.2019 | 20:19
¿Cómo le afecta a usted el Puerto de València?

Quisiera saber transmitir cómo le afecta a un ciudadano de a pie la puesta en marcha de la Terminal Norte y del Acceso Norte del puerto de Valencia tanto desde el punto de vista económico, social y medioambiental. ¿Qué le parecería a usted si la mayoría de los productos que usted consume sufrieran de repente un incremento en su coste de por ejemplo un 15%? ¡Sería mucho más difícil llegar a fin de mes!
El transporte marítimo actual funciona muy similar al transporte aéreo del cuál seguramente usted será usuario más o menos habitual. Cuando los valencianos hacemos un vuelo transoceánico, sabemos que necesariamente deberemos hacer escalas intermedias en un aeropuerto con mayores conexiones e infraestructuras donde poder aterrizar los grandes aviones y atender a grandes volúmenes de pasajeros. A estos aeropuertos se les llama «Hub». ¡Ójala el de Manises fuera un aeropuerto hub y pudiéramos viajar a cualquier destino sin escalas! ¡Los viajes nos saldrían mucho más baratos!

Volvamos al transporte marítimo. Valencia hoy es un puerto hub para algunas de las principales compañías navieras del mundo, pero nos estamos quedando pequeños porque la industria marítima apuesta por barcos cada vez más grandes.
¿Qué sucede si el puerto de Valencia no crece? Dejaremos de ser puerto hub y los contenedores (los pasajeros en aéreo) llegarán después de varios transbordos (escalas), y por tanto, el precio del producto final en un supermercado tendrá un sobrecoste que ahora no tiene. Y ojo porque tenemos puertos vecinos que sí están apostando por el crecimiento como por ejemplo Tánger-Med, puerto de reciente creación en Marruecos donde se han invertido más de 8.000 millones de euros para desbancar a Valencia como primer puerto del Mediterráneo en tráfico de contenedores.

Empleo en los poblados marítimos

¿Vive usted en el barrio de Nazaret, el Grao o el Cabañal? ¿Está usted, un familiar o amigo en el paro? ¿Qué diría usted si le pronostico que con la nueva terminal norte a máximo rendimiento podemos llegar prácticamente al pleno empleo en los barrios más próximos al puerto?
Gran parte de los puestos de trabajo que se generan directa o indirectamente por la actividad desarrollada en el puerto de Valencia son de proximidad en estos barrios.

Directos como estibadores, camioneros, amarradores, remolcadores, prácticos, comisarios de averías, provisionistas, mozos o administrativos en terminales, depósitos, agentes de aduanas, consignatarias, transitarias, transportistas, autoridad portuaria, operadores logísticos, etc. O indirectos en servicios como bares, restaurantes, kioscos, farmacias, talleres, lavaderos, electricistas, inmobiliarias, relojería, dentistas y demás servicios que pueda demandar toda aquella gente que trabaje o transite en el entorno del puerto comercial.

Según un estudio desarrollado por la Universidad Politécnica de Valencia sobre el impacto económico del puerto, más de 40.000 familias viven gracias a salarios relacionados directa o indirectamente con el puerto de Valencia. Y son trabajos que abarcan desde mozos y peones hasta ingenieros. La puesta en marcha de la nueva terminal supondría prácticamente duplicar los puestos de trabajo. Según datos de la EPA, en mayo 2019, el número de parados en la ciudad de Valencia era de 52.500. Por tanto, la creación de 40.000 puestos de trabajo sería una gran noticia para Valencia y sobre todo para los barrios del entorno del puerto.

Si ante esta evidencia, un presidente de Asociación de Vecinos de estos barrios no defiende con toda su fuerza la puesta en marcha de la terminal nueva, me temo que está confundido sobre cuáles son en realidad los intereses reales de sus vecinos.

Compromisos medioambientales

¿Sabe usted cuánto contaminan hoy los camiones cuya actividad está relacionada con el puerto? ¿Y cuánto contaminarían teniendo un acceso norte al puerto? ¿Y los barcos? Y por otro lado, ¿sabe cuánto daño provocará a las playas del entorno la puesta en marcha de la nueva terminal norte? Gran parte de los tráficos generados desde/hasta el puerto son con la zona norte próxima (zona azulejera). Al ser próxima, necesariamente deben realizarse en camión (ruego tomen nota los políticos que defienden un acceso norte únicamente ferroviario).
Con un acceso norte para camiones, estos transportes recorrerían la mitad de distancia y eso supone hoy un ahorro de unas 40.000 toneladas de CO2 al año.

También se habla sobre los humos que producen los barcos amarrados en puerto. El puerto está desarrollando un proyecto de subestación eléctrica con el objetivo que los barcos amarrados no tengan necesidad de tener sus motores en funcionamiento, evitando totalmente los humos que pudieran llegar a la ciudad. Y respecto al efecto sobre las playas la respuesta es contundente: ¡ningún efecto! Y usted dirá: ¿cómo es posible?

Ya hace años se desarrolló y aprobó un DIA (declaración de impacto ambiental) sobre la ampliación norte del puerto de Valencia y los efectos, entre otros, que podrían provocar sus diques de abrigo. Por si quien lee este articulo no lo sabe, la ampliación norte ya está realizada y se tomaron las medidas correctoras para compensar los posibles efectos medioambientales.  Lo que sería una pena es que ahora que ya está hecha, debidamente aprobada en su día y con la inversión realizada, suceda como con otras infraestructuras (me estoy acordando de la ZAL) y se quede bloqueada sin dotarla de actividad a través de una terminal con todos los beneficios que ya hemos visto que nos puede aportar a la sociedad.

 En conclusión, para que toda ciudad o región progrese y evolucione, se requiere de proyectos que necesariamente cuenten con tres factores: Primero, la demanda de la sociedad, es decir, que dicho proyecto le aporte beneficio social. Segundo, el apoyo de la administración sin el cual, los proyectos pueden quedar eternamente paralizados. En tercer lugar, encontrar empresas o empresarios que arriesguen su patrimonio en apostar por desarrollar el proyecto.

El primero y tercero de los factores ya están (una empresa ya ha confirmado que está dispuesta a invertir 1.200 millones de euros en la nueva terminal), pero nos falta el segundo. En estos momentos, la administración se está viendo obligada a frenar el desarrollo del puerto como consecuencia de las presiones políticas de algunos partidos. Desde la parte empresarial pedimos que no se opongan y nos dejen hacer. Ya tenemos suficientes bloqueos en este país. Los empresarios lo tenemos claro, queremos seguir presumiendo de primer puerto del Mediterráneo en tráfico de contenedores, queremos que la sociedad valenciana (y española) siga disfrutando de productos de consumo a los mejores precios, queremos crear puestos de trabajo y en definitiva mejorar el estado de bienestar, pero siempre, dentro de un desarrollo sostenible.  

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook