Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El laberinto del método

Acompañado del séquito, Sánchez mantiene su envolvente para poner con los dientes largos y de los nervios al del gobierno de coalición y, tras arrancar agosto reuniéndose con asociaciones educativas, medioambientales y sectores industriales, agroalimentarios, de la economía social y autónomos, ha retomado la cabriola con colectivos del mundo de la investigación, de la memoria histórica, de la zona elegetebeí y organizaciones de cooperación al desarrollo. El elenco de La que se avecina está impacientándose.

Pero más que preocuparse por Iglesias, que tampoco es que se preocupe mucho, a quien no debería perder de vista el excelso presi provisional es al conglomerado jubilata que éste sí que puede ponerlo en las urnas mirando para... Más de veinte mil, procedentes de territorios anexos, se unieron días atrás con los de guardia residentes en Bilbao para decirle al gobierno, por llamarlo de algún modo, que los tienen contentos y que, si finalmente la comitiva sanchiquilicuatre se desplaza a la ría para hacérselo con el peneuve, que a ellos -¡Mmmm!- también les va el ñacañaca después de tanto jaleo. En fin, que al no subir dignamente las pensiones, mira por donde se han puesto burros.

Algo ha debido notar en el trasero el comando en funciones porque ha ido echando leches a publicar la adjudicación definitiva de los viajes del Imserso. Pese a que ésta todavía puede toparse con un nuevo impasse por el posible recurso de otro de los contrincantes, el ministerio se ha saltado el plazo de recursos en plan tajante: «La temporada se iniciará con total normalidad en la primera quincena de octubre». Lo único que le haría falta a los pretendientes de consumar lo que se traen entre manos es, de cara al presunto 10N, tener colgado a los cientos de miles de beneficiarios y a los hijos de éstos, impedidos igualmente de hacer planes al no saber la fecha de parranda de los abuelos para poder colocarles en otra a los nietos. ¡Ojo con este escenario! Que lo mismo es Sánchez quien se lleva un buen paquete.

Compartir el artículo

stats