13 de enero de 2020
13.01.2020

Descenso de los invertebrados en la Comunitat Valenciana

13.01.2020 | 20:34
Descenso de los invertebrados en la Comunitat Valenciana

Se denomina invertebrado a todos aquellos animales que carecen de columna vertebral y de esqueleto interno articulado. Durante el verano del año 2018 estuve observando por la Comunitat Valenciana, los puntos de luz para saber en qué estado se encuentran los gekos como la salamanquesa común, cuya denominación científica es Tarentola mauritanica. Estuve en la localidad de Cortes de Pallás. Allí estuve observando por ese bonito pueblo los puntos de luz en los que se encuentra esta especie de geko, y observé que todavía esta especie se mantiene. Es evidente que ya no se ven las ingentes cantidades de mariposas nocturnas perteneciente a la familia Noctuidos como hace bastantes años se veían. Ni grillos (ortópteros, término que viene del latín y que significa «ala recta»), que cogíamos con las manos a los que ahora solo realizo fotografía animal. En los puntos de luz de las calles de los pueblos, tampoco se ven.

En las ciudades como València, allá por los años 70, en los puntos de luz, se veían bastantes y era imponente observar cómo las salamanquesas acudían y se mantenían en el punto de luz acercándose muy sigilosamente para reptar sobre el insecto. En la actualidad, se siguen viendo invertebrados, pero no en tanta cantidad como antes. Además, son el sustento de la cadena trófica alimentaria que puede tener de tres a cuatro niveles. Reptiles, insectos, aves insectívoras éstas últimas -aves- que poseen sus picos adaptados para consumir únicamente insectos. Aves rapaces como el autillo (Otus scops) de la familia Strigidae, del latín forma de autillo, suele alimentarse casi solo de insectos. Sus egagrópilas desvelan gran cantidad de restos de quitina quitobiosa, un disacárido de la N-acetilglucosamina (monómero de la quitina) exoesqueleto resistente de algunos insectos artrópodos. Los insectos son polinizadores de la mayoría de las plantas, sin ellos no podemos vivir nadie. Los insectos son esenciales para el buen funcionamiento de los ecosistemas para polinizar las plantas o reciclar nutrientes. Las urbanizaciones y el cambio climático son factores importantes.

Muchas especies perecerán de hambre El mayor impacto que puedan sufrir muchas especies animales es la pérdida de insectos porque perecerán de hambre. Estoy hablando de aves, anfibios, reptiles, principales especies que se alimentan de ellos. Ya que los artrópodos, término que significa cuerpo o patas articuladas, es su principal fuente de sustento. La destrucción de los hábitats es la principal causa de este gran descenso. Y más estremecedor será como desaparezcan las abejas (Apis mellifica), así como otros insectos polinizadores. También hay que pensar que la fauna invertebrada también actúa como controladora de plagas. Las mariquitas son controladoras de pulgones en las plantas y los insectos denominados santateresa, más conocidos como (Mantis religiosa), también controlan mucho las poblaciones de artrópodos, controlando las plagas de estos insectos. También los incendios forestales son otras de las causas lúgubres que afecta al descenso de los insectos. En nuestra infancia, todos hemos ido alguna vez por algún parque o jardín y hemos visto algún escarabajo o alguna lagartija o algún geko, y los hemos capturado tranquilamente para observarlos más de cerca. Y cómo no, también hemos capturado mariposas nocturnas y las diurnas para verlas mucho mejor. Bueno pues, ahora, de adultos tenemos que respetar a toda la fauna vertebrada e invertebrada para que la cadena trófica y los ecosistemas puedan funcionar bien.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook