07 de marzo de 2020
07.03.2020

La presencia femenina en la empresa mejora su capacidad de innnovación

07.03.2020 | 19:32
La presencia femenina en la empresa mejora su capacidad de innnovación

Los datos hablan por sí solos. Tres de cada cuatro empresas que han promovido la presencia de mujeres en cargos directivos han aumentado sus beneficios entre un 5% y un 20%, según un estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Pero, además, un 54% de las compañías afirma que han mejorado en creatividad, innovación y apertura. Las mujeres aportamos una mayor diversidad de enfoques, estrategias y formas de trabajo que, sin duda, enriquecen a las empresas y las hacen más competitivas. Sin embargo, la brecha de género persiste. Casi en el 60% de las empresas la proporción de mujeres en cargos directivos y de gestión no llega siguiera al 30%. Y en los sectores de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas aún es mayor. En la actualidad, menos del 30% de los investigadores en todo el mundo son mujeres. Según datos de la Unesco, solo alrededor del 30% de todas las estudiantes escogen estudios superiores dentro del campo de las ciencias, la tecnología, la ingeniería y matemáticas (STEM). A nivel mundial, la matrícula de estudiantes femeninas es particularmente baja en tecnología de la información y las comunicaciones (TIC), con un 3%; ciencias naturales, matemáticas y estadísticas, con un 5%, y en ingeniería, manufactura y construcción, con un 8%.

Veamos otro dato. La inversión en I+D en España está muy lejos de la media europea. Frente al 1,20% del Producto Interior Bruto (PIB) que dicho gasto representa en nuestro país, en la UE alcanza el 2,07% del PIB. ¿Está relacionada la baja inversión en I+D con la escasa presencia femenina en cargos directivos y en las materias STEM? Un estudio de la Universidad de Granada asegura que las pymes tecnológicas que cuentan con mujeres en la alta dirección son más innovadoras. Además, la mayoría de puestos de alta dirección en empresas como Google, Facebook, Microsoft, HP o LinkedIn lo desempeñan mujeres en España. Es decir, no es casualidad. La presencia femenina en puestos directivos mejora la capacidad de innovación de las empresas.

Si queremos avanzar en la competitividad de nuestras empresas, para que puedan competir aun un mercado cada vez más exigente, es necesario incrementar la tasa de empleabilidad femenina, ya que conlleva muchos beneficios económicos. Pero además tenemos que visibilizar a esas mujeres que ya han alcanzado puestos de responsabilidad y poner en valor lo que han logrado. Tener referentes que inspiren ayuda a que otras mujeres sientan que pueden llegar y que los techos de cristal se pueden romper.

Desde el Consejo Social de la Universitat Politècnica de València hemos tratado de aportar nuestro granito de arena. Con el proyecto UP! STEAM no solo tratamos de acercar las profesiones STEAM a los y las más jóvenes. También estamos trabajando para dar mayor visibilidad a las mujeres que han destacado en el campo de la ciencia y la tecnología, como, Nuria Oliver, experta en inteligencia artificial reconocida a nivel mundial; Amparo Chiralt, Doctora en Química y catedrática de Tecnología de Alimentos de la UPV y que acaba de ser reconocida como una de las mejores científicas residentes en España; Pilar Mateo, una de las 10 científicas más prestigiosas de España y entre las 100 primeras a nivel mundial; Alicia Asín, experta en experta en inteligencia artificial, IoT y Big Data; o Amparo Moraleda, que en 2005 ingresó en el Hall of Fame de la organización Women in Technology International.

Unos referentes actuales que se suman a otras mujeres que, con sus aportaciones, hicieron que la tecnología y la ciencia avanzara. Como Ada Lovelace, que a principios del siglo XIX desarrolló el primer lenguaje de programación mediante la descripción de algoritmos. O la recientemente fallecida Katherine Johnson, cuyos cálculos de las trayectorias de los cohetes y las órbitas terrestres fueron claves para la llegada del hombre a la Luna y en muchos otros trabajos de la NASA. Ejemplos de cómo el talento femenino aporta una nueva perspectiva, enfoque y creatividad que nos permite seguir avanzando como sociedad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook