Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pólvora

Los valencianos tenemos la gran suerte de que la pólvora quemada nos huela a fiesta y no a conflicto. Tal vez lo llevamos en la sangre, a pesar de los muchos nativos que huyen de las Fallas como del coronavirus. Y los oriundos de Godella, como servidor, nos sentimos orgullosos de que de nuestro pueblo haya salido dos sagas de pirotécnicos famosos en todo el mundo. Los nombres de Brunchú y Caballer han dado a la pirotécnia valenciana honores universales. Y fue un placer volver a ver a Luís Brunchú, última generación del apellido, disparando de nuevo en la Plaça del Ajuntament, si bien bajo sello zaragozano.

Pura pólvora televisiva es Carolina Ferre, que recorrió casi todas las cadenas del país, incluida la TV3, donde vivió un largo romance amoroso con Andreu Buenafuente, de quien fue pareja inestable, y hasta ha concursado con éxito en «Tu cara me suena». Volvió a sus orígenes de la televisión autonómica y ahora, a sus 45 años, madre de tres hijos, Milo y los mellizos Paulina y Tomeu. Carol presenta junto a Ferran Cano las «mascletás» diarias de À Punt con su habitual sonrisa y pólvora visual. Pero todavía se le recuerda como aquella joven chica que se iniciaba en Canal 9 y era «tela marinera» junto a Eduard Forés, en un dueto atronador como un «terratrèmol»€

A Eduard le dio por cantar, porque puede y quiere. Líder de la orquesta Montecarlo, el gandiense es la pólvora que enciende las numerosísimas actuaciones de la banda, que el pasado sábado animaron la noche fallera en la falla Pio X-Fontanars tras pasar moros y cristianos con algún sobrepeso por allí. Pablo de Ábalos, Lydia Solar y Mayte Garrido forman junto a Eduard un cuarteto que hacen de la Montecarlo un auténtico show. Algunos artistas y políticos también hacen algún que otro show por ahí, pero muy lamentable, y no solo en «Operación Triunfo».

A pólvora podrán oler los componentes valencianos del elenco de «Dirty Dancing», el musical que arrasa las fallas en el Olympia. Desde el bailarían Dani Tatay y la actriz Sara Ávila, que encarnan y se alternan en los principales papeles, hasta Sergi Pedròs, Laura Caurín y Aros Garez, «swingers», son de la tierra y podrán disfrutar de las fallas en familia. Otro valenciano, Ricardo Sáiz, que también interviene destacado, es hijo de José Sáiz, ese hombre de teatro que es creativo constante y presentó su «Hércules» en el Flumen como un castillo de fuegos artificiales.

Será en el Casino Cirsa de Valencia donde el cantautor sevillano José Manuel Soto dé su concierto el 4 de abril, cuando todo haya pasado y la pólvora se queme, organizado por esa «The Tune Band» acompañante que produce Nacho Mañó. Soto presentará su canción «Soy español». Y no será Javier Alastrue quien lo promueva, aún siendo el Casino donde suele llevar sus monologuistas y otros temas tras abandonar aquel mítico pub Ópera de la avenida de Aragón y dedicarse a forjar eventos en Kinépolis y otros lugares. En los años 80, Alastrue, junto a Paco Viana y Richi Morris, formó aquel grupo Platino que tanto gustito nos dio. Mucha pólvora se ha quemado desde entonces.

Sin pólvora fallera, pero con cabalgata del Ninot en «Tu cara me suena», entre la publicidad, donde Mario Vaquerizo iba de Paulina Rubio y «El Monaguillo» de José Luis Perales. El mayor «ninot» entre tantos otros fue como siempre Ángel Llácer, pero el primer premio de figuras se lo llevaron Rocío Madrid y Alex O'Dogherty disfrazados de Lady Gaga y Bradley Cooper. Y pólvora mojada en el Valencia C.F. No se puede cantar victoria en Vitoria jugando el partido mirando hacia atrás sin ira€

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats