21 de marzo de 2020
21.03.2020
Levante-emv
El comentario del tiempo

Semanas de inquietud

21.03.2020 | 01:57
Semanas de inquietud

Parece que nada puede estar tranquilo. La sociedad global es, por naturaleza, dinámica, cambiante. Los procesos nos sobrepasan. Y se presentan con frecuencia situaciones de riesgo que ponen a prueba el propio funcionamiento de las sociedades globales. En estos casos lo global se manifiesta en escenarios locales y tiene repercusiones concretas. Y las respuestas son también locales, a pesar del escenario global que las puede haber originado. Estos días lo estamos viviendo de cerca con esta inquietante crisis de salud. Se comprueba que las medidas más eficaces son las que se ponen en marcha en la escala local, incluso familiar. Todo esto para señalar que otro proceso global, la circulación atmosférica, tiene manifestaciones regionales y consecuencias locales. Y a esto estamos más acostumbrados y se han desarrollado medios para intentar comprender su funcionamiento. Los riesgos atmosféricos se investigan, se trabajan desde hace décadas. El actual riesgo sanitario es nuevo. Nos obligará a desarrollar mecanismos de conocimiento y control para evitar en el futuro lo que está pasando en esta situación. En noviembre de 1971 un ciclón tropical mató a más de 300.000 personas en Bangladesh. Veinte años después, una vez activada la vigilancia meteorológica global mediante satélites, otro ciclón tropical en la misma región, se cobró la vida "tan sólo" de 150.000 personas. Las amenazas siempre van a estar presentes, en lo atmosférico, en lo sanitario. Y pueden ir, incluso, a más. Pero la investigación, la tecnología, puede reducir sus efectos. Y también las actuaciones en la escala local que son fundamentales. En el caso de los riesgos atmosféricos, los protocolos de gestión de las emergencias, la ordenación racional del territorio y la educación a la población resultan esenciales en lo local. Son semanas de inquietud en lo sanitario. Y lo van a ser en lo atmosférico. Vienen semanas de gotas frías y tormentas para completar la situación. Tiempo de primavera, revuelto, cambiante. Estamos sobrepasados, inquietos. Efectos de los procesos globales en lo regional, en lo local.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook