06 de mayo de 2020
06.05.2020
Levante-emv
El comentario del tiempo

Hacer de la crisis una oportunidad

06.05.2020 | 04:15
Hacer de la crisis una oportunidad

Esta semana el grupo 'Ecologistas en Acción' ha publicado un informe sobre la evolución de la contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2) en nuestras ciudades a lo largo del periodo de cuarentena. Mediante el estudio de 129 estaciones de medición, se ha estimado que las ciudades de Alicante y Valencia han registrado el descenso más importante, del 72 y 69% respectivamente, respecto al promedio de los meses de marzo y abril en la última década. La vertiente mediterránea acoge las urbes con el decaimiento mayor de este gas contaminante que surte, sobre todo, de los tubos de escape. Por esto último, el NO2 es un gran indicador de los cambios en la movilidad. Desde el 14 de marzo, el tráfico ha disminuido en torno al 70% y el consumo de gasolina un 75%.

La crisis derivada del coronavirus está haciendo mella en las carteras y a la vez está pegando un buen mordisco a la insalubridad del aire en nuestras ciudades. La famosa nueva realidad se pospondrá al menos hasta que aparezca la vacuna, pero una parte de ella nos acompañará un buen tiempo o para siempre en nuestras rutinas productivas y también sociales. Si, tal y como se prevé, el teletrabajo echa raíces, una miríada de coches dejarán de circular por nuestras carreteras. Una reducción tangible de automóviles mejoraría nuestra calidad y esperanza de vida en los núcleos urbanos.

La covid-19 de momento ha provocado la muerte de casi 26.000 personas en España. El balance es verdaderamente dramático tras apenas dos meses de pandemia. La noticiabilidad atribuida al virus queda fuera de toda duda, la letalidad y la novedad del brote avalan su peso informativo, pero no debería ser menos llamativa la problemática de la contaminación. Según el Instituto Nacional de Estadística, los gases contaminantes están detrás de un 3% de las muertes que se producen cada año en España, que supone unas 10.000 defunciones prematuras.

Los planes para atajar la actual crisis sanitaria deben contemplar la ambiental y climática, porque con el paso de los años los perjuicios de estas dos últimas serán mastodónticos. Ya lo son, de hecho. ¿Creen que sería fácil llegar a un acuerdo? Yo soy poco optimista, porque mientras el mundo lucha contra una pandemia feroz, algunas empresas y gobiernos están utilizando la 'cortina de humo' para desarrollar la minería o la búsqueda de petróleo en zonas naturales protegidas y públicas, como podría ser el Gran Cañón de Arizona, según decretó el 23 de abril el ejecutivo de Donald Trump. Se puede hacer de la crisis una oportunidad, después el resultado depende del talante moral de quien dispone.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook