09 de mayo de 2020
09.05.2020
Levante-emv
La paradoja


No, no cambiará nada tras la crisis

10.05.2020 | 01:40

No, no cambiará nada tras la crisis

Ya llevamos días leyendo y escuchando hipotéticos cambios que se producirán una vez pasada la crisis que nos acecha y pienso que los cambios anunciados en buena manera no se harán realidad o no serán tan drásticos.
Se ha hablado de un cambio en el incremento del teletrabajo y el incremento del consumo de e-books o libro electrónico Según el INE desde el año 2006 al 2019 el incremento del teletrabajo ha sido de algo más del 3%, 5,2% en 2006 y 8,3% en 2019, es decir que lo que puede pasar es que el proceso ya iniciado se acelere pero no será una revolución post crisis. Del mismo modo la utilización de los e-books, según la Federación del Gremio de Editores de España en el 2019 el consumo ya representaba el 23% de los libros consumidos y de éstos, el 79% se obtuvieron de forma gratuita.
El incremento de la venta on-line es otro de los cambios que se prevén y otra vez, lo que se puede dar es un incremento en la tendencia pero no una revolución Este comercio ha pasado de facturar 1440 millones de € en 2014 a más de 3500 millones en 2019, un incremento del 41% .
La implementación de la que algunos han denominado "la nueva educación del siglo XXI" en buena parte ya está implantada pues en los ciclos de bachiller y FP ya son en la actualidad 228500 los que optaban por esta opción mientras que en la educación superior era similar (Ministerio de Educación). Desde el año 2000 ha crecido un 900% en el mundo (UNIR). Implantar esta "nueva educación" en los segundos ciclos de la educación obligatoria, puede llevar a un incremento del abandono escolar el cual se ha ido reduciendo en los últimos años pasando del 28,2% en el año 2010 al 17,3% en el 2019, (Mº de Educación) una importante reducción que se podría invertir.
Otro cambio social importante que se predice son las actividades ciudadanas o asociativas de solidaridad a escala de barrios aunque ya hace décadas que existe este fenómeno (que por cierto se ha intentado acallar y/o criminalizar) como las asociaciones de vecinos o plataformas contrarias y ciertas políticas o proyectos así como de ayuda a desfavorecidos.
Por lo que respecta a la reindustrialización de Europa y EEUU es un proceso que ya se estaba produciendo hace años (Reshoring) originado por que los costes son hoy mayores además de la complejidad en la cadena de suministro en Asia (Marcelo Leporati,2019) . A EEUU han retornado 153 compañías y 208 a Europa (en España 9 casos) en 2019 aunque es cierto que muchas de ellas no lo han hecho a su país matriz.
En lo referente a los bloques económicos Asia está ganando la partida a norteamérica en buena parte por la creación de la nueva Ruta de la Seda que se empezó a forjar en el año 2013. Un Plan Estratégico que algunos critican por ser un instrumento para dominar el mundo mientras otros, lo ven como un Plan Marshal del SXXI que ayudará a desarrollar regiones olvidadas. Según la Organización Mundial del Comercio (2019) el bloque asiático experimenta un balance positivo en su comercio mundial (exportaciones/importaciones) del 1% mientras que los norteamericanos sufren un desequilibrio del 4% negativo.
Es por todo ello lo de la paradoja Se vaticinan unos cambios post-crisis que darán la impresión de que todo ha cambiado mientras todo seguirá igual.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook