22 de mayo de 2020
22.05.2020
Levante-emv

Naturaleza busca acogida urgente

23.05.2020 | 00:58
Naturaleza busca acogida urgente

"Es un proyecto nefasto, afecta directamente al medio ambiente; doce mil camiones circularan por la zona, actualmente son seis mil"; Pep Trasancos representante de la Comisió Ciutat Port y Per l´horta, de Valencia, inmerso en los preámbulos de una campaña de movilización, pormenorizaba sobre el proyecto de ampliación del puerto de Valencia y su impacto en el ecosistema conurbano. "Los cruceros poco más que llegan a la plaza del Ayuntamiento" dijo refiriéndose al atraque de mastodónticas ciudades flotantes productoras de incesante contaminación. Cruceros a la Antártida (protegida por el tratado antártico de mil novecientos noventa y uno), dan paso a la basura y desastre en el Polo Sur donde actualmente se han alcanzado temperaturas alarmantes de veintiún grados centígrados, sobrepasando la máxima habitual de diez grados. Cruceros al archipiélago de las Galápagos, enclave trascendental para el naturalista británico Charles Darwin y su teoría de la evolución, "Las costumbres, sencillas y amables, de estos nativos semicivilizados están en armonía con el paisaje, bello y salvaje", (Darwin. Sir Julian Huxley, H.D.B. Kettlewel); diecinueve islas volcánicas y su patrimonial fauna sacrificadas al destructivo ocio de foto y barbacoa. ¿Turismo consciente y responsable o negocio, bien apadrinado, depravado puro y duro?
"El puerto es una empresa en sí misma, obedece al interés de empresas privadas. Se perderán del orden de seiscientos empleos en esa nueva terminal", aduce Trasancos refiriéndose al puerto de Valencia el cual coexiste con dictámenes del mayoritario accionariado chino y opiniones interesadas como las de la Fundación Francisco Franco y sus "12 obligaciones en la Junta del Puerto de Valencia donadas por la Fundación Rincón de Arellano", según recoge Juan Miguel Baquero para el diario.es. Al hilo de la cuestión, Ignasi Vázquez afectado de la ZAL y ex alcalde pedáneo de La Punta, aclaraba que "El puerto de Valencia lo que hace es la logística más barata, vender territorio a precio barato". Al presente, colectivos de personas proclaman salvar la huerta y su cultura ancestral, "Que la gente se entere de lo que está pasando; este espacio es un pulmón para la Albufera". Pero€ (siempre hay un pero), un pero poderoso que blinda proyectos con antelación al conocimiento público, caso de La Renegá de Oropesa del Mar en Castellón. ¿Se ha contactado con personas responsables de tortugas marinas de la Red de Varamientos del Instituto Cavanilles para cumplir con los requisitos de zoología marina ya que se construye un centro temático de quelonios?
Necio sistema es el que se aferra a patrones exterminadores de vida ¡Ya la gran barrera de coral australiana y otros imprescindibles arrecifes mueren! ¿Qué clase de negocio es asesinar a decenas de koalas, arrollados por excavadoras, en plantaciones de árboles de goma azul para cosechar? ¿Para cuándo una legislación planetaria (sin cambalaches político financieros) que realmente ataje asesinatos de adalides ambientales y conservacionistas ambientales como los ocurridos en la Reserva de la Biosfera de Bosawás (Nicaragua); en México, en santuarios de mariposas Monarca al denunciar la tala de bosques de abetos (oyamel), o los crímenes de defensores del santuario del mono saraguato (aullador)? Tráficos ilegales y exportación intercontinental de maderas como el protegido granadillo nicaragüense quedan inmunes, "Mercado ilegal de palo de rosa en China amenaza a la especie" escribía en dos mil catorce la reportera mexicana Angélica Enciso L. para Periódico La Jornada.
¿Por qué cualquier dirigente puede dictaminar abrir ¡espacios protegidos! parques naturales, para la caza y pesca? ¿Por qué continúa el apoyo financiero a los poderosos entes contaminadores? Ecocidios que lo pudren todo, desde la moral y ética humanas hasta tierra, mar y aire. Recientemente, en la Amazonía ecuatoriana, un vertido de petróleo, algo usual en la "serpiente metálica" que recorre el territorio, ha extinguido la vida en tres ríos peligrando la supervivencia de colectivos indígenas; "En los últimos 30 años por las operaciones petroleras en la Amazonía, se han derramado algo más de 20 millones de galones (un galón son 4,5 litros) de petróleo", declaraba hace siete años a la web diagonalperiodico.net el biólogo Diego Mosquera, director de la Estación de Biodiversidad de Tipoutini del Parque Nacional de Yasuní.
¿Devastación absoluta en manos de feroces "psicópatas de la economía"?
"Ahora, los occidentales hemos descubierto para nuestra salud" la quinoa, planta originaria de Perú, y la asiática soja instalándose ambas, al igual que otras muchas, en el agro con plantaciones extensivas y agricultura intensiva, comenta el historiador Emili Cortabitarte.
¿Cuántas civilizaciones, creídas de su omnipotencia, han desaparecido o virado ante sorpresivos asaltantes por minúsculos que sean? "Un forastero que traiga un resfriado puede diezmar a una tribu. La causa principal de muerte entre los aborígenes es la enfermedad importada", explica el personaje del investigador Robert Campbelll, interpretado por el actor escocés Sean Connery, a la doctora Rae Crane, ajena a la lucha de las tribus nativas por salvar su ecosistema, confín paradisíaco y selvático almacén farmacológico que desaparece bajo el avance de retroexcavadoras, sierras, tractores, palas mecánicas, incendios y explosivos. (Los últimos días del Edén. John McTiernan).
¿Quién se beneficiará cuando lo esencial se agote?
Ángeles Caso, escritora y feminista gijonesa, para el suplemento semanal Magazine, en julio de dos mil diecinueve, refería: "Por motivos de trabajo sobrevuelo a menudo las pobres tierras de nuestra Península, yermas y erosionadas, hambrientas de nueva vida que las nutra, necesitamos ese esplendor, esa energía milagrosa de los bosques. Una España cubierta de árboles, rica y vivible". Por su parte el humanista y economista barcelonés José Luis Sampedro, escribía en su colaboración titulada Debajo de la alfombra, para el libro Reacciona, "La crisis es del sistema de vida occidental. Con nuevos rivales tan sobresalientes y en pleno auge, como son China e India. A los dirigentes de Occidente no les interesa comprender que los destrozos irreparables de la Naturaleza han comenzado ya".
¿Existe la reincidencia exterminadora? Sin duda. En Paterna una empresa inglesa gestiona construir ¡otro centro comercial! en Les Moles, arrasando la Naturaleza que tras años de dura batalla por revivificar una escombrera, ha hecho posible el renacimiento de ejemplares vegetales autóctonos con valor botánico. ¿Cuándo se dejará de vender el ecosistema español por lo bajini?
Antonio Machado poeta sevillano, en el poema Otro clima cuestionaba: "¿Un mundo muere? ¿Nace un mundo?... ¿Un mundo nuevo para ser salvado otra vez?"

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook