02 de junio de 2020
02.06.2020
Levante-emv

Agua por derecho

02.06.2020 | 20:23
Agua por derecho

"No se puede permitir que todo lo que es de todos (todas) esté en manos privadas" opina un charlador radiofónico sobre la gestión del agua, una de las guerras del futuro. "Es un pirateo a lo público", añade Pep otro opinante ecologista. Transacciones internacionales, convenios publico privados, participación de empresas capital riesgo, inversiones estratégicas "en una de las mayores cuencas hidrográficas del continente europeo" se suceden mientras la "patronal del agua del grifo" abre sus fauces tragándose cuanto considere débil o improductivo.
La Red de Agua Pública (RAP) "denuncia la justificación de suministro y las modificaciones legislativas que promueve el lobby privado" ¡modificaciones legislativas! y pide la remunicipalización de los servicios privados, mientras que por su parte la agrupación de empresas del sector privado, al acudir al Gobierno, solicita la reanudación de cortes de agua y ampliar la duración de sus adjudicaciones ahora que algunas tocan a su fin. En Valencia, "Una vez se acaba esa concesión de veinticinco años se puede revertir", apuntaba el aludido ecologista que citaba a la Vall d´Uxó como otro caso donde la empresa que comercializa el recurso cumple el cuarto de siglo, no sin precisar la dificultad que implica esa recuperación tras tantos años de complacencia y que "Se cobra y se cobra bien", sin olvidar la realidad consistorial de que "No hay quien entienda como va" tras desatender derechos y derivar deberes.
Agua como inmensa oportunidad de negocio (tres mil quinientos millones de euros anuales estimados); no es de extrañar que la presión aumente a fin de que la modificación legislativa de la Ley de Contratos del Sector Público destierre definitivamente cualquier limitación a la gestión privada, en contra de otra pública, no lucrativa y de transparente rendición de cuentas.
"La patronal del agua del grifo pide al Gobierno que le permita cortar el suministro a las familias", titula diariopublico el diecisiete de marzo del año en curso. "¿Patronal? del agua del grifo" ¡Empresas que metieron cabeza en lo público! y que controlan sanidad, residencias geriátricas, energías, agua, enseñanza, mercadeando entre contrataciones, compras, homologaciones e innumerable apartados a la par que sorben enormes dividendos fortificando su red de poder. Cuando en Estados Unidos la empresa energética Enron Corporation hincó la garra en el sistema de suministro eléctrico de una de las principales economías mundiales, la de California, el pueblo consumidor se sublevó.
AGA (Asociación Española de Empresas Gestoras de los Servicios de Agua Urbana), con más de cincuenta empresas reunidas, especialista en gestión del agua, abastecimiento y tarifas en España y México, por voz de su actual presidente Manuel Marchena - "dejó tras de sí una amplia lista de escándalos en su etapa como gerente de Urbanismo de Emasesa (Empresa Metropolitana de Aguas de Sevilla) (www.manueljesusflorensio.com, 19/04/2020)- comunica que "En España la titularidad es siempre municipal y AGA no encuentra inconveniente para mantener esta estructura institucional. Otra cosa es como se opera ese servicio, algo que debe decidir cada consistorio" (www.iagua.es, 12/11/2018).
Valencia tiene la oportunidad de gestionar públicamente algo tan imprescindible como es el agua. Sobre este tema Marchena opina que: "El boom de la mal denominada "remunicipalización", ha tocado techo. Si una empresa tiene un contrato de concesión vigente con un ayuntamiento y al acabar el mismo, la corporación municipal decide no volver a sacarlo a concesión y pasar a otro tipo de operación, está en su derecho de hacerlo" ¿Qué esconde tal sumisión? Actualmente superan los ocho mil (de los ocho mil ciento treinta y uno) los ayuntamientos españoles que pueden decidir sobre la gestión del ciclo urbano del agua. ¿Qué movimientos hay al respecto?
Joan Fuster tildó de obsesiva la vital relación del pueblo valenciano con el agua. En la Gran Enciclopedia de la Comunidad Valenciana, editada hace quince años por Editorial Prensa Valenciana, se lee: "El modelo turístico valenciano ha apostado por algunas actividades recreativas que contribuyen al elevado consumo (de agua). La más relevante es el golf, ya que se estima que un campo de 35 a 40 ha. consume una media diaria de 1.500 metros cúbicos. ¿Cuántos incendios y devastación medioambiental hay tras los campos de golf españoles? En el Decreto Ley 2/2020 del 9 de marzo del actual gobierno de Andalucía se viene a decir, según comentaba el docente y escritor Emili Cortabitarte en Ràdio Klara, que: "Si algún amigo quiere hacer un campo de golf; pues le facilitamos las cosas" y, sobre las infraestructuras hidráulicas, "Usted me lo presenta y ya se lo apruebo".
El "Libro Verde de la Gobernanza del Agua en España" (según la RAE –Real Academia Española- gobernanza es: promover un sano equilibrio entre el Estado, la sociedad civil y el mercado de la economía) cuenta en su elaboración con el MITECO (Ministerio para la Transición Ecológica, cuya titular, Teresa Ribera, es también vicepresidenta cuarta de Gobierno), y la intervención del sector empresarial. Dos de los temas incluidos en el libro se enumeran en el artículo de acuademia.com fechado hace un año: "Convertir los precios del agua en incentivos económicos para fomentar el ahorro, la eficiencia y la reducción de la escasez de agua" ¿Qué hay del notable colectivo precario que ya no puede limitar más el consumo? Y el otro punto es establecer un "Regulador único estatal para el ciclo urbano del agua" ¿Acallar disparidades?
¿Cómo se pronuncian las empresas operadoras al respecto de "la mayor multa de la historia", impuesta a España, por incumplimiento de la directiva europea de depuración de aguas residuales, ¡a pagar por el Estado!? ¿Por qué no se ha subsanado ¡en veinticinco años! que el caudal de diseño (equipos, dispositivos y estructuras) sea inferior al de entrada en las depuradoras?
En mil ochocientos treinta y cuatro, la fuente llamada del Negrito, en la plaza de Calatrava, fue el primer surtidor de agua potable de la ciudad donde se acudía con cántaros como en el resto de caños instalados para uso público. El Ciclo Integral del Agua es una de las secciones del área de Ecología Urbana, Emergencia Climática y Transición Energética del Gobierno Municipal valenciano donde una transcendental decisión puede acontecer. ¿Operadores privados, gestión mixta, pública?
Chinatow, película del director polaco Roman Polanski, muestra algunas pinceladas del complejo retablo de intereses económicos del sector hídrico. "Cuando tienes cientos de millones tentándote ahí delante es fácil que te corrompas si no piensas como debes" comenta un profesional de la bolsa neoyorquina en los extras de la película Wall Street, dirigida por Oliver Stone el cual por aquella época poseía una compañía de agua y un estudio de cine como inversiones. "Todo es cuestión de avaricia. Al final todo depende de la persona", se apunta en el icónico film.
"Lávate las manos, la higiene es la mejor prevención" forma parte del mensaje impreso en la publicidad urbana difundida en el estado de alarma sanitaria. ¿Qué higiene puede practicarse si la "patronal del agua del grifo" puede dejar sin suministro a diez millones de personas que en España viven en grado de pobreza extrema, y a esas otras muchas a las que no considera cliente útil?
En el siglo dieciocho se produjo en territorio valenciano una inmensa calamidad, "las causas de esta epidemia (paludismo), según las autoridades y los encuestados, son varias. La primera, la extrema pobreza. En segundo lugar, la falta de higiene", (Arroz y Paludismo, obra de Enric Mateu Tortosa doctor en Ciencias Económicas en la Universidad de València)

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook